(Fotoarte: Infobae, Jovani Silva)
(Fotoarte: Infobae, Jovani Silva)

Las imágenes son propias del pasaje más crudo del Infierno de Dante, solo una mente retorcida podría imaginar lo que los fotógrafos registraron con sus lentes: trozos de cuerpos regados por el asfalto, siluetas colgadas de un puente, sangre por doquier.

Así amaneció Uruapan, Michoacán, el jueves. La Tierra Caliente arde, está en ebullición nuevamente. La batalla entre dos grupos criminales antagónicos desató una carnicería de la que hacen ecos los diarios en todo el mundo.

El Cártel Jalisco Nueva Generación, la organización criminal más peligrosa y creciente de México se adjudicó la masacre de individuos que presuntamente pertenecen a la célula rival de "Los Viagras".

"Son lamentables estos hechos y constituyen un desafío a las autoridades. Marina detuvo a 14 personas integrantes de una banda que no se sabe si están vinculados, pero se está actuando. Me llamó la atención, desde luego que es algo doloroso, que en esta banda de los 14, había dos personas de 16 años", apuntó el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la barbarie.

El CJNG liderado por Nemesio Oseguera Cervantes alias "El Mencho" tiene su origen en el occidente del país y busca solidificar sus operaciones que incluyen actividades ilícitas como narcotráfico, secuestro y extorsión.

Sus métodos de intimidación y terror solo pueden compararse con El Estado Islámico.

"Los Viagra" son un obstáculo de dominación en la zona y no es un contrincante cualquiera.

(Infografía: Infobae, Jovani Silva)
(Infografía: Infobae, Jovani Silva)

La familia que se disputa Michoacán con "El Mencho"

En Huetamo, municipio de Michoacán, corre la historia de un niño que llamaba la atención porque le gustaba usar mucho gel para peinarse con el cabello levantado. En la escuela, alguno de sus compañeros tuvo la ocurrencia de llamarlo "El Viagra", por aquello de los "pelos parados".

Así conocieron desde entonces a Carlos Sierra Santana, el menor de 8 hermanos –6 hombres y dos mujeres– que integran el grupo criminal de "Los Viagra", una organización que domina la región de Tierra Caliente, en Michoacán, y que ha sobrevivido de alianzas, traiciones y despistes de las autoridades.

Primero aliados de La Familia Michoacana, después de Los Caballeros Templarios y más tarde del Cártel Jalisco Nueva Generación, "Los Viagra" terminaron confrontados con todos por el control del tráfico de drogas sintéticas como la metanfetaminas y el "crystal".

A la disputa entre el grupo de los hermanos Sierra Santa y el CJNG, las autoridades atribuyen la violencia en municipios como Nueva Italia, Apatzingán, Parácuaro, La Huacana, Churumuco, Arteaga, Ario de Rosales, Nuevo Urecho y Buena Vista Tomatlán.

En este último, ubicado como centro de operaciones de los hermanos Sierra Santana, fue asesinado en julio de 2019 Eliseo Delgado Sánchez, alcalde electo por Morena, y antes Javier Ureña, secretario del ayuntamiento y también alcalde en funciones.

De Buena Vista Tomatlán también huyó recientemente Elvia del Socorro Ortega, quien debía asumir como alcaldesa luego del asesinato de Eliseo Delgado, pero ni siquiera pudo ocupar el cargo porque su papá y su hermano fueron secuestrados y ella, al parecer, obligada a salir del estado.

Tres de los hermanos Sierra Santana (Foto: Archivo)
Tres de los hermanos Sierra Santana (Foto: Archivo)

El gobernador del estado, Silvano Aureoles, atribuye la violencia política en ese y otros municipios de la entidad a la disputa entre "Los Viagra" y el CJNG que lidera Nemesio Oseguera, "El Mencho" –originario, por cierto, del municipio michoacano de Aguililla.

De galleros a narcos

De la biografía de los hermanos Sierra Santana poco se sabe. Si acaso, que la extensa familia es originaria del ejido Pinzándaro, ubicado en la comunidad de Buenvista, municipio de Huetamo.

De ocho hermanos, dos son mujeres y seis son hombres. Todos forman parte de "Los Viagra", al viejo estilo del narcotráfico familiar.

Ellos son: Francisco ("Panchito"), Mariano ("El Negro"), Gabino ("El Teto"), Carlos ("El Greñas" o "La Sopa"), Nicolás ("El Gordo") y Rodolfo ("El Rodo" o "El Barbón"). De las hermanas sólo se conoce el nombre de una: Beatriz, también involucrada en las operaciones del grupo criminal fundado por sus hermanos.

Investigaciones periodísticas y reportes de las autoridades refieren que los Sierra Santana se dedicaron a la cría de aves de corral, especialmente gallos de pelea. Sus buenos ejemplares comenzaron a ganar fama en los palenques del estado, donde los llamaban "Los Viagra".

Nicolás Sierra Santana, “El Gordo”, quien está al frente de “Los Viagra” (Foto: Archivo)
Nicolás Sierra Santana, “El Gordo”, quien está al frente de “Los Viagra” (Foto: Archivo)

Las peleas de gallos en zonas rurales de estados como Michoacán siempre han atraído la atención de narcotraficantes locales. Es un gusto compartido por muchos, entre ellos el "Mencho", el narcotraficante más buscado en México, que en Michoacán recuerdan como un fuerte apostador en palenques.

No es extraño que en ese ámbito los hermanos Sierra Santana conocieran a los jefes narcos de más arraigo en el estado. Uno era Carlos Rosales, conocido como "El Tísico", quien fundó en los años 80 un grupo criminal conocido como La Empresa, que se convirtió más tarde en La Familia Michoacana, ya con el liderazgo compartido con Nazario Moreno, "El Chayo".

De la mano de La Familia Michoacana comenzaron las actividades delictivas de los hermanos Sierra Santana, y ambos siguieron vinculados cuando la primera se transformó en Los Caballeros Templarios.

Algunos dicen que fue Servando Gómez, "La Tuta", también aficionado a los gallos y líder de Los Caballeros Templarios formado en la cúpula de La Familia Michoacana, quien le abrió las puertas a los hermanos Sierra Santana.

Por eso, años más tarde, ya como enemigos, grabó un video para advertir de las traiciones de "Los Viagra" y expresar su arrepentimiento por haber hecho tratos con ellos. "Arrepentido estoy de haberlos conocido", dice "La Tuta".

En el audio afirma que "Los Viagra" son "delincuentes peores que yo", que "no apoyan ni a su madre" y "no tienen lealtad ni honor". Estas fueron las últimas palabras que "La Tuta" pudo difundir por redes sociales, antes de su detención, el 27 febrero de 2015.

Fuerzas del grupo criminal de “Los Viagra” (Foto: Archivo)
Fuerzas del grupo criminal de “Los Viagra” (Foto: Archivo)

De su disputa con "Los Viagra", hay un episodio que –dicen– despertó la venganza de los hermanos Sierra Santana. Sucedió cuando Los Caballeros Templarios secuestraron a Carlos, el menor de los hermanos, para exigir el pago de una deuda.

La guerra entre ambos grupos estaba declarada. Para enfrentar a Los Caballeros Templarios, "Los Viagra" establecieron una alianza con el Cártel Jalisco Nueva Generación, a través de Yordín Oseguera, conocido como "El H" y primo del "Mencho", quien operó como líder de "Los Viagra" en el municipio de Apatzingán.

Su paso por autodefensas para "cazar" a "La Tuta"

"La Tuta" supo de la furia de los hermanos Sierra Santana cuando tuvieron la osadía de integrarse a los grupos de autodefensas que habían nacido en distintos municipios de Michoacán para enfrentar a organizaciones criminales como Los Caballeros Templarios.

Las autodefensas, que habían nacido como grupos armados al margen de la ley, lograron el reconocimiento del gobierno federal, que las convirtió en la Fuerza Rural Michoacán. Sus primeros dos grupos comenzaron a operar en Tepalcatepec y Buenavista, terruño de los Sierra Santana.

Fuerza Rural Michoacán nació en mayo de 2014. Para entonces, las autodefensas ya estaban divididas y entre sus líderes fundadores –José Manuel Mireles, Hipólito Mora y Jorge Vasquez Valencia– hubo acusaciones cruzadas de vínculos con criminales, entre ellos, "Los Viagra".

La violencia y el abandono de las autoridades orilló a algunos pobladores a formar autodefensas (Foto: Cuartoscuro)
La violencia y el abandono de las autoridades orilló a algunos pobladores a formar autodefensas (Foto: Cuartoscuro)

Los hermanos Sierra Santana no sólo se habían filtrado a las autodefensas. También encabezaron una célula conocida como G-250 (grupo de 250 integrantes) que se formó en la Fuerza Rural para "cazar" a "La Tuta" en la sierra de Michoacán. Al frente estaba Nicolás Sierra Santanta, "El Gordo".

Aunque muchas veces los líderes de autodefensas evadieron o negaron su participación, hubo fotos que mostraban al líder de "Los Viagra" como escolta de Eslanislao Beltrán, conocido entre las autodefensas como "Papá Pitufo".

Este hombre, que en el río revuelto de las autodefensas quedó como "comandante" de Fuerza Rural, reconoció en 2015 la participación de Nicolás Sierra en su grupo y lo llamó "compañero de lucha".

Carlos, otro de los hermanos Sierra Santana, también se habían unido a las autodefensas en el municipio de Buena Vista Tomatlán, lideradas allí por Luis Antonio Torres, conocido como "El Americano".

Por supuesto, el experimento de Fuerza Rural Michoacán no duró mucho. Los gobiernos federal y estatal la desarticularon en abril de 2016, luego de haber uniformado a sus miembros y dotarlos de armas reglamentarias y de uso exclusivo del Ejército, como los fusiles Galil que utilizaban los mismos soldados.

Yordín Oseguera, primo de Nemesio Oseguera, “El Mencho”.
Yordín Oseguera, primo de Nemesio Oseguera, “El Mencho”.

CJNG: de amigos a enemigos

A pesar su peligrosidad y capacidad de supervivencia, el gobierno federal nunca puso particular atención a "Los Viagra" como aliados del CJNG en Michoacán.

Pero las cosas cambiaron cuando los dos grupos criminales rompieron lanzas y el CJNG depositó su confianza y su fuerza en Miguel Ángel Gallegos Godoy, conocido como "El Migueladas", un delincuente de bajo perfil que las autoridades han reconocido como el verdadero capo en Michoacán.

También identificado como parte de las autodefensas, el gobierno federal elaboró un informe especial sobre sus operaciones en el estado, en el que afirma que él era el verdadero líder de La Familia Michoacana y posteriormente de Los Caballeros Templarios.

Desde la comunidad de Zicuirán domina el municipio de La Huacana, donde nació y opera para el CJNG con el propósito de dominar el corredor de trasiego de droga que lleva al puerto de Lázaro Cárdenas, en Michoacán.

Ese corredor es el centro de la disputa entre "Los Viagra" y el CJNG, que ha encendido de nuevo Michoacán y ha ocasionado enfrentamientos, cierre de carreteras y hasta acusaciones de complicidad contra el gobernador del estado, Silvano Aureoles.

A él lo acusó Nicolás Sierra Santana de pagarle un millón de pesos para operar con fines electorales y ofrecerle de otros 10 millones para "pacificar la zona de Tierra Caliente", de acuerdo con su testimonio grabado en video y difundido en redes sociales en 2017.

Frente a la violencia en Michoacán, donde comenzó en enero de 2013 la guerra contra el narcotráfico del ex presidente Felipe Calderón, las autoridades federales han reforzado sus operaciones.

A la fecha, varios líderes regionales de "Los Vigra" han sido abatidos o detenidos. Entre ellos Gabino Sierra Santana, detenido en marzo de 2018, y Carlos Sierra Santana, muerto en un enfrentamiento entre grupos criminales en Buena Vista Tomatlán.

Las autoridades también aprehendieron en 2018 a Yordín Oseguera, primo del "Mencho" que operaba para "Los Viagra" desde los 12 años.

El regreso de la violencia

Aunque el presidente López Obrador declaró el fin de la guerra contra el narcotráfico a principios de su sexenio, los actos del jueves dejaron en claro que la violencia no se terminará por decreto.

La batalla entre el CJNG y "Los Viagra" entró en una nueva fase y solo la extinción de uno determinará el triunfo del otro en Michoacán.

El costo, lo pagarán muchos.