(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

El día que Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera fue sentenciado en una corte en Nueva York, el tribunal escuchó el testimonio de Andrea Fernández Vélez, una testigo protegida que contó todo sobre el narcotraficante al FBI y a una periodista.

Hace dos años la reportera española Marian de la Fuente comenzó la investigación sobre la vida del "Chapo" para su libro "Código Cattleya", próximo a publicarse, donde una de sus fuentes más importantes es Vélez. La mujer concedió varias entrevistas a la reportera que fueron grabadas como material de respaldo.

En días recientes, De la Fuente concedió una exclusiva sobre su libro de Guzmán Loera a el programa de Telemundo "Suelta la sopa" y entre otras cosas habló de que el capo estaba interesado en llevar el concurso de Miss Universo, del cual es dueño el presidente Donald Trump, a Culiacán, Sinaloa, al norte de México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump es el dueño del concurso de Miss Universo (Foto: Twitter – Paweensuda Drouin)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump es el dueño del concurso de Miss Universo (Foto: Twitter – Paweensuda Drouin)

La periodista calcula que la intención del "Chapo" por llevar el concurso de belleza a la capital de Sinaloa fueron entre 2012 y 2013, porque para esa época Vélez ya trabaja como informante para el FBI.

Guzmán Loera tenía interés por los concursos de belleza o más en concreto por las mujeres que en ellos participan. Su esposa, Emma Coronel Aispuro, participó en el Miss Café y Guayaba en 2006, realizado en Durango, al noroeste del país.

Veléz también contó a De la Fuente cómo fue que "el Chapo" se interesó en hacer una película autobiográfica. Antes de que la actriz mexicana Kate del Castillo se reuniera con el "Chapo" y éste le diera los derechos para llevar su vida al cine, Andrea Vélez era quien se encargaba de gestionar todo lo relacionado con el proyecto cinematográfico del narcotraficante.

De acuerdo con Vélez, el narcotraficante comenzó a escribir un libro sobre su vida con ayuda de un profesor de universidad, del cual se desconoce la identidad.

Andrea Fernandez Vélez ha compartido otros detalles de la vida personal del “Chapo”, como que su amor platónico era la cantante Belinda (Foto: AFP)
Andrea Fernandez Vélez ha compartido otros detalles de la vida personal del “Chapo”, como que su amor platónico era la cantante Belinda (Foto: AFP)

El libro nunca fue publicado, pero a partir de ese proyecto surgió la idea de hacer una película. Dos personas cercanas lo animaron a filmar su historia, una de ellas era Vélez.

La idea era llevar la historia del "padrino", como Vélez se refiere a Joaquín Guzmán, a Hollywood.  Al principio el capo no estaba interesado, pero le insistieron tanto "que acabó siendo una de sus mayores obsesiones".

Ella asumió la responsabilidad de la película. No tenía contactos en la ciudad de los grandes estudios de cine, pero logró aproximarse a grandes actores porque "el Chapo" quería que su película se filmara en Hollywood. El FBI ayudó a Vélez a conseguir una reunión con productores y  managers, dijo a la periodista.

Pretendían firmar con Angelina Jolie y Tom Cruise para el filme, pues para el narcotraficante todo se podía comprar con dinero y de esa manera los convencerían. El proyecto nunca se concretó, en parte porque Vélez tuvo que esconderse, y en el fragmento de audio revelado por De la Fuente no aclara si lograron contactar con los actores.

Después de que la mujer desapareció de la vida del "Chapo",  el capo contactó a Kate del Castillo. La actriz llevó al encuentro al actor Sean Penn, para entonces ella ya planeaba hacer una película, y él, una entrevista para Rolling Stone

Kate del Castillo llevó a Sean Penn con “El Chapo” en la sierra de Sinaloa, ya que ella planeaba hacer una película, y él, una entrevista para Rolling Stone (Foto: Archivo)
Kate del Castillo llevó a Sean Penn con “El Chapo” en la sierra de Sinaloa, ya que ella planeaba hacer una película, y él, una entrevista para Rolling Stone (Foto: Archivo)

Andrea Vélez fue culpada de tráfico de drogas en mayo de 2012, el FBI le propuso que trabajara como informante en las investigaciones contra Guzmán Loera y Alex Cifuentes, un narco colombiano, a cambio de no ir a la cárcel. Por este concepto la agencia le pagó USD 290,000.

Ante de eso, Vélez, quien es colombina, era una de las personas de mayor confianza de Joaquín Guzmán. Se encargaba de comprarle su ropa, relojes y demás cosas personales, manejaba su caja chica, coordinaba su agenda, sus contactos y era su vocera.

"El Chapo" le ofreció USD 1,000,000a los Hell Angels, una pandilla de motociclistas considerada una organización criminal, para acabar con ella. Por ese motivó el FBI la trasladó en 2013 a Estados Unidos y le dio una visa de testigos cooperantes.