Norberto tenía 22 años y estudiaba mercadotecnia (Foto: @Jennifer7720r)
Norberto tenía 22 años y estudiaba mercadotecnia (Foto: @Jennifer7720r)

A un mes del secuestro y asesinato del estudiante Norberto Ronquillo, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) reveló que existen varias inconsistencias en las declaraciones de tres personas allegadas al joven, en la recaudación del rescate y el hallazgo de una sábana que podría conducir hacia los responsables del crimen.

El caso de Norberto Ronquillo conmocionó a México porque el joven fue secuestrado y aunque su familia pagó el rescate para su liberación, sus captores lo mataron a sangre fría y abandonaron su cadáver en un paraje baldío en la alcaldía de Xochimilco.

De acuerdo con la carpeta de investigación con folio FAS/E/UI-2C/D/01045/06-2019, el cuerpo de Norberto fue envuelto con una sábana roja, la cuál tenía bordado los apellidos Hernández Guarneros, por lo que las autoridades investigan a tres integrantes de dicha familia que además tenían relación con la víctima y conocían detalles de su vida.

Fue localizado el cuerpo de Norberto Ronquillo en la alcaldía Xochimilco (Foto: Twitter)
Fue localizado el cuerpo de Norberto Ronquillo en la alcaldía Xochimilco (Foto: Twitter)

Además, los restos también fueron abandonados con dos bolsas de plástico negro y otras dos cobijas: una morada con estampados de tulipanes y la otra gris con verde.

El diario El Universal explicó que las autoridades hallaron el cadáver de Norberto envuelto con la sábana roja y después le colocaron el resto de las telas y bolsas de plástico, además todo esto fue atado con una extensión eléctrica que podría pertenecer a la misma familia.

El rotativo detalló que investigan a tres miembros de esta núcleo familiar porque podrían estar involucrados en el crimen del originario de Meoqui, Chihuahua, con quien además tenían un nexo lejano.

El joven le envió un mensaje a su novia, como cada noche, para avisarle que se dirigía hacia la casa de sus tíos (Foto: captura de pantalla)
El joven le envió un mensaje a su novia, como cada noche, para avisarle que se dirigía hacia la casa de sus tíos (Foto: captura de pantalla)

Además analizan al cuadro cercano de Ronquillo porque hay inconsistencias en las declaraciones sobre el lugar donde abandonaron el automóvil de la víctima y el proceso para reunir el rescate que entregaron a los captores.

Ayer el papá del joven de 22 años, Norberto Ronquillo, dijo tener miedo de viajar a la Ciudad de México para continuar con las investigaciones, porque podría tener el mismo destino que su hijo.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el hombre declaró que sospechaba de algunas personas cercanas a su hijo, pero no podía revelar nombres porque la investigación aún continuaba abierta.

Las cámaras de seguridad del plantel ubicado en la colonia Exhacienda San Juan Huipulco en Coapa, al sur de la Ciudad de México, grabaron el momento en que Norberto terminó su última clase (Foto: captura de pantalla)
Las cámaras de seguridad del plantel ubicado en la colonia Exhacienda San Juan Huipulco en Coapa, al sur de la Ciudad de México, grabaron el momento en que Norberto terminó su última clase (Foto: captura de pantalla)

"Tengo miedo de que en una ida para allá (a la Ciudad de México) me pase lo mismo que a mi hijo, por obvias razones, y los que lo hicieron tal vez quieran parar esto de alguna manera. Desgraciadamente, en lo personal desconfío de varias personas, no puedo decir nombres, quiero ver los expedientes, los avances y luego ya podría decir nombres", señaló.

"Mi hijo tenía muchos planes que ciertas personas se los arrebataron junto con su vida y su libertad, y lo que quiero como padre es justicia", agregó.
Nos falta Norberto

El 4 de junio comenzó la pesadilla para la familia de Norberto Ronquillo, estudiante de Mercadotecnia en la Universidad Pedregal. La noche de aquel martes el joven abandonó las instalaciones de la Universidad del Pedregal a las 21:30 horas después de que terminaron sus clases.

Entre abrazos y lágrimas, familiares, amigos, alumnado y autoridades de la Universidad del Pedregal despidieron con una misa en la explanada del plantel a Norberto Ronquillo Hernández(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)
Entre abrazos y lágrimas, familiares, amigos, alumnado y autoridades de la Universidad del Pedregal despidieron con una misa en la explanada del plantel a Norberto Ronquillo Hernández(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)

Como cada noche, le avisó a su novia con un mensaje de whatsapp que ya se dirigía a la casa de sus tíos, con quienes vivía desde que llegó a la capital mexicana para estudiar la Licenciatura y a donde jamás llegó.

Durante su trayecto, fue interceptado por sus secuestradores y subido a otro vehículo. Minutos después, a las 21: 41 la familia recibió la primera llamada del rapto desde el teléfono del estudiante.

En un primer momento, los secuestradores pidieron 5 millones de pesos, sin embargo, bajaron el monto paulatinamente hasta llegar a menos de un millón, lo que los familiares lograron juntar entre dinero en efectivo y joyas.

Los familiares de Ronquillo se lamentan en su funeral este lunes (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)
Los familiares de Ronquillo se lamentan en su funeral este lunes (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)

Pese a que recibieron el rescate, jamás regresaron con vida a Norberto Ronquillo. Su desaparición provocó una protesta en redes sociales con el hashtag #NosFaltaNorberto, que también alertó a las autoridades.

Durante la madrugada del 10 de junio, el cuerpo del joven fue encontrado en un paraje en la alcaldía de Xochimilco. La necropsia arrojó como causa de muerte asfixia por estrangulamiento, además de que pudo ser asesinado el mismo día que fue secuestrado ya que su cuerpo tenía entre tres y cinco días de haber fallecido.

Desde entonces las autoridades realizan una investigación para dar con los responsables del crimen que conmocionó a México hace un mes.