López Obrador en compañía del presidente de Confraternice (Foto: Arturo Farela Facebook)
López Obrador en compañía del presidente de Confraternice (Foto: Arturo Farela Facebook)

El gobierno federal invitó a la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) a participar en el estudio y distribución de la Cartilla Moral propuesta e impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Arturo Farela, pastor y presidente de Confraternice, informó que tendrá a su cargo el estudio y distribución del documento.

​"Tenemos varias estrategias, la primera es que la haremos llegar a las iglesias que son miembros de Confraternice y ya cada pastor se encargará de entregarla a cada miembro de la iglesia", señaló el pastor en entrevista con Grupo Fórmula.

Según explicó, primero se distribuirá en las 7,000 iglesias de Confraternice para que se encarguen de conocer la cartilla moral, y posteriormente que se comparta con familiares, amigos y vecinos.

Luego de que se le preguntara por la violación al principio de Estado laico, Farela aseguró que esta condición no se violenta, ya que la cartilla incluye principios y valores bíblicos. "El presidente busca impulsar una vida espiritual y no la religión", dijo.

Es muy distinta la religión y vida espiritual, el presidente López Obrador frecuentemente nos habla de la transformación espiritual que requiere México y la cartilla nos ayudar a que conozcamos valores universales que nos van a servir para conducirnos mejor, amando al prójimo, al matrimonio, a la familia. El Estado laico no se ve quebrantado

Por su parte, el presidente de México reiteró este jueves que no se viola ninguna condición al involucrar al grupo de iglesias cristianas a participar en la tarea. De esta manera, negó la violación del artículo 130 de la Constitución, el cual establece que "los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna".

El mandatario reafirmó que si las iglesias participan a favor de la pacificación del país, no ve ningún inconveniente en que se les incluya en esta clase de acciones gubernamentales.

"Vamos a mantener buenas relaciones con las iglesias, en el mercado del Estado laico y de la libertad religiosa. Todo el que quiera ayudar para conseguir la paz en el país es bienvenido", exclamó.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

El presidente nunca ha escondido su vínculo con el cristianismo. De acuerdo con los objetivos sociales de la Cuarta Transformación, se busca que las organizaciones religiosas ayuden en la reconstrucción del tejido social y en la pacificación del país, e incluso les otorgará medios de comunicación para que puedan difundir su doctrina religiosa.

Una investigación realizada por Aristegui Noticias reveló que funcionarios de la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, encabezada por la abogada Daniela Álvarez Maury, se han reunido en al menos tres ocasiones con representantes de las distintas iglesias que se encuentran en México para invitarlas a participar en Mesas Sectoriales de trabajo, encaminadas a incorporar sus opiniones en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Por si eso fuera poco, una estampita de la Virgen de la Guadalupe en su cartera protege de los males al tabasqueño, un político que se define de izquierdas pero que tiene profundas convicciones cristianas tanto en el fondo como en las formas.

"Yo soy admirador de Jesucristo. Sus principios y sus obras y sus hechos lo que demuestran es un profundo amor al prójimo. Y un revolucionario es un hombre con un profundo amor", aseguró hace años López Obrador.