Varias jóvenes han sido asesinadas para robarles a sus bebés Foto: Facebook
Varias jóvenes han sido asesinadas para robarles a sus bebés Foto: Facebook

El caso de Marlen, la joven mexicana de 19 años que residía en Chicago y fue asesinada por dos mujeres, madre e hija para robar a su bebé ha causado conmoción en la Unión Americana, pero en México han matado a más de diez mujeres, para robar a sus bebés.

Tan sólo en 2018 se registraron tres casos. En abril un cruel crimen se registró en Veracruz: una joven embarazada que había acudido al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Punta Arena, para dar a luz a su bebé, pero fue sacada del lugar y encontrada sin vida, y sin su bebé.

Jenni Judith Ceba Velasco de 22 años y con nueve meses de gestación, se encontraba en el nosocomio esperando ser atendida; sin embargo, una mujer la sacó con engaños del IMSS y fue encontrada horas después, había sido asesinada y no tenía a su pequeño.

La homicida y secuestradora fue identificada como Brianda Padrón Cano, testigos informaron que esta señora le dijo a la víctima que le quería regalar ropa y accesorios para bebé, por lo que le pidió que la acompañara, de tal manera que abordaron un taxi local.

La bebé de Jenni Judith (izquierda) sobrevivió y posteriormente la encontraron sana y salva, a la derecha su asesina Foto: Facebook y Fiscalía de Veracruz
La bebé de Jenni Judith (izquierda) sobrevivió y posteriormente la encontraron sana y salva, a la derecha su asesina Foto: Facebook y Fiscalía de Veracruz

Cuando los familiares señalaron su desaparición el chofer del taxi confesó donde estaba el cuerpo de Jenni y dónde vivía la homicida que fue arrestada, ahí fue encontrada su bebé, quien por fortuna estaba en buenas condiciones de salud, pese a lo ocurrido a su madre.

En Tamaulipas también le prometieron ropita para su bebé

Jessica Gabriela, joven embarazada de 20 años de edad, salió el 27 de marzo de 2018 a encontrarse con personas que supuestamente le regalarían ropa para su bebé, sin embargo nunca regresó a su casa.

Tras cuatro días de estar desaparecida, elementos de seguridad encontraron su cuerpo en un domicilio, ubicado en la Colonia Nuevo Progreso, al norte de Tampico. En el lugar detuvieron a Cynthia Fátima "N" y Omar Enrique "N", por el asesinato.

Jessica tenía 20 años cuando fue asesinada cruelmente por la pareja Cynthia y Omar Enrique Foto: Especial
Jessica tenía 20 años cuando fue asesinada cruelmente por la pareja Cynthia y Omar Enrique Foto: Especial

De acuerdo con las autoridades de Tamaulipas, el hallazgo se dio luego de que la presunta responsable acudió al Hospital General Carlos Canseco con el bebé, quien ya sufría falta de oxígeno e hipotermia. La mujer aseguraba que había sufrido un aborto, lo que fue falso, pues posteriormente se confirmó que el bebé era de Jessica Gabriela.

Y es Cynthia llevó a su casa a Jessica Gabriela y de inmediato la estrangulo, para extraerle a su bebé de ocho meses de gestación, sin embargo el bebé no sobrevivió.

La declaración de la hermana de la víctima describe que Jessica Gabriela tuvo contacto con Cynthia "N" por Facebook, quien le habría prometido ropa para su bebé, de acuerdo con las autoridades.

Se hizo su "amiga" para quedarse con su bebé en Tepic

A Nadia Catalina Arvizu Ávila, de 29 años, la mataron a golpes y con un cuchillo de cocina le extrajeron a su bebé. El 25 agosto de 2014 fue localizado su cuerpo en la colonia Paloma de Tepic, Nayarit.

La joven que desapareció fue asesinada por María Guadalupe Muñoz Rodríguez el 21 de agosto de 2014, siete días después fue localizado su cuerpo bajo la cama de la asesina.

María Guadalupe Muñoz además del bebé que gestaba era madre de otro pequeño Foto: Facebook
María Guadalupe Muñoz además del bebé que gestaba era madre de otro pequeño Foto: Facebook

María Guadalupe Muñoz Rodríguez, de 29 años, originaria de Zapopan, Jalisco, fue detenida ese mismo día en los limites de Nayarit y Sinaloa. La mujer confesó, en un video, su crimen.

El 20 de abril de 2015 se dio a conocer que María Guadalupe fue sentenciada a 50 años de prisión.

María Guadalupe confesó su crimen y detalló que estaba obsesionada con tener un bebé ya que se había hecho una prueba de embarazo y dio positivo, sin embargo el resultado fue falso y tuvo su periodo.

Ya le había a todos sus familiares y se había hecho a la idea de querer ser madre, por eso ideó todo para matar a Nadia, robar a su bebé y hacerlo pasar por suyo:

Muchas más:

Más mujeres han sido víctimas de personas que con diferentes fines las han privado de la vida.

Como en el caso de Ángela Esmeralda Rodríguez Carbajal de 19 años de edad, encontrada sin vida en septiembre de 2018, en una calle en el Puerto de Veracruz, tenía siete meses de embarazo, pero su bebé no estaba por ningún lado.

Ella era huérfana, su madre murió cuando tenía 11 años y a su padre las abandonó, nunca se hizo cargo de ellas, posteriormente la joven tuvo adicciones y vivió con una señora que no era su familiar, sin embargo sus tías exigieron saber quién y por qué fue asesinada y quién se llevó a su bebé.

En su velorio el cuerpo de la joven lloraba sangre, relató un medio local. Su bebé nunca apareció.

O como el caso de Alba Lizbeth Jiménez Chable, de 25 años, tenía ocho meses de embarazo cuando fue violada y asesinada en el municipio de Nacajuca, Tabasco.

El domingo 1 de abril de 2018 alrededor de las 20:30 hrs., Alba Lizbeth salió de una ranchería cercana a su domicilio acompañada de su hijo de cuatro años, y tomó una moto de transporte público para ir a su casa; sin embargo, nunca llegó.

Posteriormente, se dio a conocer que el vehículo pertenecía a un individuo identificado como Joas Elí, alias "El Nica", presuntamente originario de Nicaragua, quien fue el responsable de trasladar a Alba Lizbeth y a su pequeño, y actualmente enfrenta una condena por el brutal feminicidio.

En otro caso, Diana Jazmín, de 17 años de edad, era buscada en 2017 por sus familiares tras salir junto con su hijo a la casa de la tía del padre de su bebé, ubicada en la colonia Centro de San Juan del Río, en Querétaro.

Sin embargo fue asesinada por ella, el crimen quedó al descubierto luego de que una pareja llegó al Hospital General de esta ciudad con un menor para que le brindaran atención médica. Cuando los médicos preguntaron la edad del pequeño, la pareja dijo que tenía tres días de nacido, pero al auscultarlo, se conoció que el niño tenía alrededor de dos meses de edad.

Diana Jazmín tenía sólo 17 años cuando fue engañada por la tía del padre de su bebé quien la mató y le robó a pequeño de dos meses Foto: Especial
Diana Jazmín tenía sólo 17 años cuando fue engañada por la tía del padre de su bebé quien la mató y le robó a pequeño de dos meses Foto: Especial

Por la forma sospechosa en que la pareja actuaba, además de que la fisonomía de la mujer no correspondía con la de una persona que recién hubiera dado a luz, el personal del nosocomio decidió llamar a las autoridades, quienes al cuestionar a la pareja sobre la información falsa que estaban dando, la mujer confesó la verdad: había dado muerte a la madre para apoderarse del niño y para deshacerse del cuerpo lo descuartizó.

Otro fatal hecho se dio cuando Clara Mejía Negrete de 21 años fue localizada muerta el 22 de marzo de 2013 dentro de una vivienda en el poblado de San Pablo Oztotepec, Delegación Milpa Alta en la Ciudad de México.

La joven había dado a luz parido 15 días antes. El infante estaba desaparecido y las autoridades emitieron una Alerta Amber. Cuatro meses después se dio a conocer que Rosa Irene, de 38 años, era la asesina. Fue detenida junto con su pareja en Tamaulipas y el bebé fue recuperado.

La mujer fingió ser amiga de Clara para después quitarle al niño pues ella estaba "desesperada porque no podía tener hijos y temía que su pareja, 12 años más joven la abandonara", según reportaron los medios locales.

Isamar Chávez de la Rosa de 23 años fue asesinada a golpes en la cabeza con un objeto pesado. Murió en el hospital de Valle Hermoso el 11 de febrero de 2016, Reynosa. Era madre de una niña de tres meses de edad, Sofía Itzayani Castillo Chávez, quien desapareció.

De acuerdo con información documentada por medios locales, Isamar fue atacada por una pariente lejana, Ema Lilia Quintero Jaramillo, de 42 años de edad. La mujer confesó que ella y su hija prófuga, Xitlali Yelitza Leal Quintero, de 23 años, mataron a Isamar y robaron al bebé.

A Jazmín Estefani la mató y quemó una de sus amigas.

Jazmín y su hija, Estefani Valeria Alba Gopar de 11 meses, desaparecieron el 17 de mayo del 2016 en Tijuana.

El cuerpo de Jazmín fue localizado sin vida y quemado 20 días después, en tanto que de la niña no se supo nada hasta meses posteriores.

El 25 de febrero de 2017 detuvieron a Melissa, quien era amiga de Jazmín, pues la investigación arrojó que la mató para quedarse con su hijo porque engañar a su ex pareja de que tenía un hijo con fin de volver con él.

El 10 de junio de 2016, Daniela Guadalupe Castañeda Mercado, de 23 años, también fue asesinada por una amiga para sustraer a su bebé de cuatro días de nacido en Chihuahua.

La joven duró dos días desaparecida. Su cuerpo fue localizado el 12 de junio en la orilla de un río.

Las autoridades localizaron y detuvieron a Alejandra B.A en la misma población con el bebé de Daniela. Alejandra fingió el embarazo y el parto, estaba obsesionada con tener un hijo, informaron las autoridades en ese momento.

Alicia Martínez Martínez, de 22 años, desapareció en Oaxaca el 2 de abril de 2018 junto con su hija de 16 días de nacida.

Dos días después, encontraron su cadáver dentro de un tambo en la localidad de San Mateo Macuilxóchitl; hasta hoy, la pequeña sigue sin ser localizada y las autoridades no han dado a conocer las causas de la muerte de Reyna.

Nathaly Cartas de León, de 20 años, tenía ocho meses de embarazo y estaba desesperada por obtener un empleo o ayuda económica para juntar los 2 mil pesos con lo que cubriría los gastos de su parto en Reynosa, Tamaulipas. La joven publicó en Facebook su situación en aquel diciembre de 2014.

Fue contactada por Rocío de 17 años (quien parecía mucho mayor debido a que era robusta y medía 1.70) quien había perdido meses atrás a un bebé y presuntamente quedó estéril, surgiendo la idea en la homicida de apropiarse del bebe de otra mujer por las buenas o por las malas, explicaron los agentes federales.

"No me arrepiento… no me arrepiento", murmuraba ante las autoridades, con la mirada fija en el suelo y apretando los labios, la homicida adolescente al referirse al asesinato Nataly Cartas y su bebé, cuando le abrió el vientre con una cuchillo de cocina para extraerle el bebé de ocho meses de gestación, quien también falleció a consecuencia de la brutal agresión.