Una niña dio a luz por cesárea el martes en el hospital general Aurelio Valdivieso Foto: Unicef
Una niña dio a luz por cesárea el martes en el hospital general Aurelio Valdivieso Foto: Unicef

Una niña tan sólo 11 años dio a luz esta semana en el hospital general Aurelio Valdivieso de los Servicios de Salud de Oaxaca. El bebé nació por cesárea, pesó tres kilos y no se reportaron complicaciones durante el parto, refirió el reporte médico de la dependencia.

El alumbramiento sucedió el martes 16 de abril cuando ingresó al hospital ubicado en la zona norte de la ciudad de Oaxaca. La menor llegó acompañada por una persona del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). En esa misma fecha cumplió 11 años de vida.

Este jueves ambos menores de edad fueron dados de alta y reinstalados en la casa hogar del DIF que, junto con Procuraduría Estatal de Protección de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de Oaxaca (Prodennao), resguarda a la víctima desde el octavo mes de embarazo y le da seguimiento a la carpeta de investigación por el probable delito de abuso sexual y violación.

La estudiante de quinto año de primaria afirma que volverá a la escuela y a su casa con su madre y dos hermanos -de 9 y 5 años, respectivamente- debido a que actualmente se encuentra bajo custodia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) desde hace un mes.

La Prodennao está facultada para denunciar ante el Ministerio Público dentro de las siguientes 24 horas de las que se tenga conocimiento de aquellos hechos que se presuman constitutivos de delito, además de solicitarle la imposición de medidas urgentes de protección especial cuando exista un riesgo inminente contra la vida, integridad o libertad de los infantes y adolescentes.

El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres (Cladem) en su informe 'Embarazo infantil forzado en México: cada niña cuenta' revela que en Oaxaca entre 2017 y 2018 hubo 1,511 niñas embarazadas.

En el año pasado en el país, 10,280 niñas y adolescentes, de 10 a 14 años, se convirtieron en madres; lo que indica que en México a diario nacen 28 bebés producto de embarazo infantil forzado o presunta violación.

De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), agrupación participante en la campaña #NiñasNoMadres, cuatro de cada 10 mujeres víctimas de violencia sexual son niñas menores de 15 años.

En el 60 por ciento de los casos los agresores resultan ser familiares o personas conocidas, detalló la organización que también documentó que entre 2009 y 2016 se recibieron 111,000 413 denuncias por violación en el territorio nacional. Sin embargo, el sistema de Salud sólo reportó 63 abortos legales por la causal violación, vigente en todo el país. La Norma Oficial Mexicana 046 establece que:

"En caso de violación, las instituciones prestadoras de servicios de atención médica, deberán ofrecer de inmediato y hasta en un máximo de 120 horas después de ocurrido el evento, la anticoncepción de emergencia, previa información completa sobre la utilización de este método, a fin de que la persona tome una decisión libre e informada".

Así también tienen la obligación de informar de los riesgos de posibles infecciones de transmisión sexual y de la prevención a través de la quimioprofilaxis y de acuerdo a la evaluación de riesgo, prescribir la profilaxis contra VIH/SIDA conforme a la norma oficial mexicana aplicable, tomando en cuenta la percepción de riesgo de la usuaria o el usuario.