Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019

El equipo de expertos que diario monitorea la actividad del volcán Popocatépetl dio a conocer una serie de fotografías del cráter del coloso sin domo, el cual se destruyó a finales del mes de marzo y no se ha vuelto a formar, lo que no necesariamente representa un riesgo para la población, pero sí un cambio en su comportamiento.

El Centro Nacional de Prevención de (Cenapred) reportó el pasado 15 de marzo que tras las explosiones ocurridas los días 13 y 14 del mismo mes, el domo 82 se destruyó en su totalidad y el cráter tenía un diámetro de 300 metros, con una profundidad de 150 metros de profundidad, señaló el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña.

Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019

La formación y destrucción de domos del volcán Popocatépetl es un comportamiento completamente normal; pero desde hace un mes no se ha formado una nueva estructura.

El experto difundió en su Facebook las instantáneas realizadas durante el último sobrevuelo realizado en marzo de este año y explicó que la presencia o ausencia de un domo no implica necesariamente un incremento o decremento del nivel de peligro del este volcán, porque las explosiones se han registrado con o sin la estructura.

Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019

"Sin embargo, cuando sí hay un domo, es importante saber su volumen y velocidad de emplazamiento, pues entre mayor sea, mayor es la posibilidad de una erupción muy grande. Por otro lado, cuando no lo hay, también es importante saber el volumen del cráter, para saber qué volumen de lava es necesario para rellenarlo, entre otras cosas", ejemplificó.

En entrevista previa con Infobae, el especialista señaló que se decidió aumentar a alerta amarillo fase 3 porque hubo un cambio en su comportamiento después de que se destruyó el domo 82.

Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019

"En otras ocasiones hemos tenido la formación de un domo claramente identificado, luego venían las explosiones para su destrucción… Cada vez que hay una inyección de magma, este magma al llegar a la superficie forma un cuerpo de lava que queda arriba y tapona todos los conductos, este cuerpo de lava al enfriarse comienza a cristalizar e incrementa la emisión de gases hasta que finalmente el domo explota, pero las explosiones que hemos tenido después del 15 de marzo son similares a las que se producían por destrucción del domo, pero no existe uno ahora, por lo que existe la duda", señaló.

Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019

El "Popo", como es conocido este volcán ubicado en los límites de los estados de México, Morelos y Puebla, continúa con una actividad normal. El Cenapred en su reporte del 17 de abril informó que se identificaron 80 exhalaciones acompañadas de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza que los vientos dispersaron de manera preferencial al sector este.

Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019
Fotografía del volcán Popocatépetl tomada por el subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, Ramón Espinasa Pereña, en un sobrevuelo realizado junto con la Policía Federal el 15 de marzo del 2019

Además durante dicho monitoreo ocurrieron dos sismos volcanotectónicos con magnitud de 2.0 y 1.3. Adicionalmente se registraron 104 minutos de tremor.