Un día después de denunciar los ataques por presuntos grupos paramilitares y la desaparición de los defensores, fueron encontrados los cuerpos de Noé Jiménez y Santiago Gómez (Video: Facebook Pedro Baster)

Los defensores de derechos humanos, Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez, fueron asesinados en el municipio de Amatán, en el estado de Chiapas.

Los cuerpos de Jiménez Pablo,  líder indígena integrante de la coordinadora estatal del Movimiento Campesino Regional Independiente-Coordinadora Plan de Ayala y Movimiento Nacional (Mocri- CNPA-MN), y de José Santiago, miembro del Movimiento por la Paz, la Justicia y el Bien Común de Amatán, fueron encontrados en un basurero situado a tres kilómetros de la cabecera municipal.

Este 20 de enero, integrantes y simpatizantes de Mocri y otras organizaciones realizaron un mitin con los cuerpos presentes de los activistas asesinados, frente al Palacio de Gobierno en Amatán, Chiapas.

Con una mitin, distintas organizaciones de Chiapas se unieron para protestar por los asesinatos de dos defensores de derechos humanos (Foto: Captura de pantalla)
Con una mitin, distintas organizaciones de Chiapas se unieron para protestar por los asesinatos de dos defensores de derechos humanos (Foto: Captura de pantalla)

Los cuerpos fueron hallados el viernes pasado aproximadamente a las 14:00 horas por otros de sus compañeros del movimiento.  En un principio no se pudo identificar el cuerpo de Santiago, pues, denunciaron, su rostro estaba desfigurado por ácido, además de que estaba "embolsado".

Desde el jueves 17 de enero, el Movimiento Plan de Ayala había informado, con una protesta frente a la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México, del desalojo que sufrieron, a manos de hombres armados,  integrantes de un plantón que opositores del alcalde, Manuel de Jesús Carpio Mayorga, mantenían frente al Palacio de Municipal exigiendo su destitución, informó  el vocero del Mocri, Eric Bautista Gómez.

Según denunciaron, a las 02:15 horas del jueves un grupo paramilitar irrumpió en el campamento, que integrantes del Movimiento por la Paz, la Justicia y el Bien Común, mantenían desde hace cinco meses frente a la  cabecera municipal de Amatán, para atacar de manera directa a Nóe Jiménez, resultando otras personas heridas y golpeadas. También señalan que hubo detenciones arbitrarias.

 El ataque por presuntos paramilitares ocurrió la madrugada del 17 de enero de este año (Video: Facebook Ismael Castellanos)

En un comunicado difundido por el Movimiento Plan de Ayala el día jueves,  explican que fue en estos hechos que personas pertrechadas con armas de diferentes calibres se llevaron al líder indígena Jiménez junto con José Santiago Gómez, denunciando su desaparición  y exigiendo su aparición con vida.

El Mocri-CNPA-MN informó que Noé Jiménez recibió disparos en el abdomen y pecho, quedando tendido en el suelo, pero los paramilitares no permitieron que se le brindara ayuda y finalmente se lo llevaron.

El jueves diversas organizaciones de derechos humanos protestaron frente la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México ( Foto: Cortesía Coordinadora Plan de Ayala)
El jueves diversas organizaciones de derechos humanos protestaron frente la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México ( Foto: Cortesía Coordinadora Plan de Ayala)

El viernes 18 de enero fueron encontrados los cuerpos de Jiménez Pablo y Santiago Gómez "con claros signos de tortura, se le observan heridas de bala y les rociaron ácido en varias partes de su cuerpo, el rostro y la cabeza quedaron totalmente desfigurados", explicó el vocero de la organización, Bautista Gómez.

Sostuvo que los agresores salieron de la casa del ex alcalde Wilber Carpio Mayorga, hermano del actual alcalde de Amatán, Manuel de Jesús Carpio Mayorga, cubiertos con pasamontañas, con fusiles de grueso calibre y armas cortas.

Exigen se esclarezca el asesinato de los dos activistas y se castigue a los responsables (Foto: Cortesía CENCOS)
Exigen se esclarezca el asesinato de los dos activistas y se castigue a los responsables (Foto: Cortesía CENCOS)

"La saña con la que asesinaron a nuestros compañeros refleja el odio de Jesús Carpio y su grupo caciquil hacia nuestro compañero Noé Jiménez Pablo y hacia los simpatizantes y militantes del Consejo Indígena y Popular de Amatán por oponerse a su cacicazgo, por denunciar sus abusos, el uso de grupos paramilitares para perpetuarse en el poder, el saqueo de las arcas municipales, y sus ligas con la delincuencia organizada y narcotráfico", señaló Bautista.

Manifestó que "a los anteriores gobiernos estatal y federal se les exigió resolver de fondo el conflicto social en Amatán, pues no es poselectoral como las anteriores y actuales autoridades estatales se han empeñado en sostener, simulando atenderlo".

Los cuerpos de los defensores asesinados fueron encontrados en un basurero cerca de la cabecera municipal (Foto: Cortesía CENCOS)
Los cuerpos de los defensores asesinados fueron encontrados en un basurero cerca de la cabecera municipal (Foto: Cortesía CENCOS)

El 30 de noviembre de 2018 la población instaló el Consejo Indígena y popular de Amatán, para exigir la destitución del alcalde Manuel Carpio, que ha sido en dos ocasiones anteriores edil del municipio por los partidos Acción Nacional (PAN) del 2001-2004 y por el Verde Ecologista (PVE) de 2012-2018.

Actualmente está en el cargo por medio del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) hasta el 2024.  El gobierno anterior, de 2012 a 2018, lo encabezó su hermano Wilber, por el Partido Verde Ecologista (PVE).

El Mocri-CNPA-MN exigió verdad y justicia para Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez, castigo a los autores materiales e intelectuales de su asesinato, desarticulación del grupo paramilitar de los Carpio Mayorga, que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga la investigación y se reconozca al Consejo Indígena y Popular de Amatán.