Después de las 22:00 al menos una docena de gasolineras habían cerrado (Foto: Cuartoscuro)
Después de las 22:00 al menos una docena de gasolineras habían cerrado (Foto: Cuartoscuro)

La crisis por el abasto de gasolina llegó a Ciudad de México donde la noche del martes se vivieron largas horas de filas de automovilistas esperando comprar combustible ante el temor de que la crisis se agudice en los próximos días.

A pesar de que la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) emitió por la tarde un comunicado en el que aseguraba que en la capital no había desabasto y que la gente evitara compras de pánico, los automovilistas desataron todo un caos en distintos puntos del área conurbana del Valle de México.

A las 22:00 horas, representantes de los gasolineros capitalinos reportaban que en 12 de las 366 estaciones de servicio de la ciudad se había agotado el combustible. La mayoría de los automovilistas esperaban entre 30 y 45 minutos para poder llenar el tanque y aunque algunos buscaban la manera de comprar gasolina en galones, para almacenarla, los empleados de las estaciones de servicio se negaban a venderla.

El desabasto se empezó a registrar el jueves de la semana pasada en al menos ocho estados del país ante un cambio en la estrategia de distribución del combustible, en complemento al proyecto de combate al robo clandestino, principalmente de gasolinas.

"Debido a los ajustes de logística para combatir el robo de combustibles realizados por Petróleos Mexicanos (Pemex), se han registrado en la Ciudad de México estaciones de servicio sin algunos hidrocarburos como las gasolinas Magna, Premium y Diesel", informó el Gobierno capitalino.

De agravarse la situación en la capital del país, afectaría a más de 30 millones de propietarios de autos particulares, sin contar el transporte público.

Empresa privadas de venta de gasolina como Hidrosina y Total emitieron comunicados para señalar que la situación está fuera de su control y que todo depende del abastecimiento de Pemex.

"Nuestros equipos trabajan 24 horas al día para que cada estación sea abastecida y esté de vuelta a la normalidad", señala un comunicado de la empresa Total en la que reconoce que una de sus gasolineras está cerrada por falta de combustible.

Otro comunicado, de la empresa Hidrosina señaló que "estamos sujetos a la disponibilidad de reparte por parte de Pemex".

Un tercer comunicado, de la empresa G500 explicó que se trata "de una situación temporal que no afecta a todas nuestras estaciones de servicio y que se va modificando de un momento a otro".

Infobae hizo un recorrido por avenida Reforma, una de las principales de la ciudad, y aunque el tráfico era normal, había zonas con retrasos que se encontraban cercanas a las gasolineras de esta avenida que posteriormente se convierte en calzada de los Misterios.

Sobre esta calle se ubican dos gasolineras y ambas contaban con el servicio hasta las 22:10 hora. La fila de la primera ubicada en Calza de los Misterios casi esquina con Circuito Interior tenía una fila de aproximadamente 30 automóviles y el servicio era lento.

La segunda gasolinera ubicada en Calzada Misterios casi esquina con Robles Domínguez presentaba un mayor, ya que sobre la calle había transportes de carga pesada haciendo una segunda fila para ingresar en la gasolinera.

La fila abarcaba casi 3 cuadras y bloqueaba la entrada a una tienda de servicios que se ubica en el mismo costado, los automovilistas se encontraban molestos ya que algunos coches comenzaron a meterse o a hacer una segunda fila para la toma de combustible.

Algunas personas intentaron comprar gasolina en galones (Foto: Cuartoscuro)
Algunas personas intentaron comprar gasolina en galones (Foto: Cuartoscuro)

Sobre avenida Insurgentes, otra de las principales vías de la capital, entre el tramo de Reforma a Baja California, se ubican otras dos gasolineras que también tenían largas filas y aunque no entorpecía el tráfico, sí había un caos porque los conductores de los autos, en lugar de hacer fila, trataban de entrar por los diferentes ingresos de las estaciones.

En otras zonas como Calzada de Tlalpan, al sur, se reportaron también largas filas, ante el cierre de al menos estaciones de servicio.

Luego de la noticia de la escasez de gasolina, los internautas decidieron crear un mapa en Google para alertar a otras personas en qué gasolineras no hay servicio para que así eviten dar la vuelta sin conseguir combustible.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que apoya el plan del gobierno federal contra el llamado huchicol, pero decir que no hay desabasto, es una burda mentira. Millones de personas y miles de empresas dan testimonio de ello. La acción es una decisión impostergable y valiente, pero su planeación pésima y la implementación torpe".

Por su parte, Jesús Ramírez, coordinador de Comunicación Social del gobierno federal dijo a Milenio Televisión que el fin de semana podría quedar resuelto el desabasto que lo atribuyó a el desplazamiento de combustibles por pipas; el regreso a clases, y que coincidiera la estrategia con el fin de semana.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: