La historia del mexicano que llegó a Rusia para el Mundial y se convirtió en emprendedor

Carlos Rocka abrió un bar en Rusia a finales de noviembre (Foto: Captura de pantalla)
Carlos Rocka abrió un bar en Rusia a finales de noviembre (Foto: Captura de pantalla)

En junio de este año, Carlos Rocka, un  joven de Cancún, llegó a Rusia como uno más de los aproximadamente 30.000 mexicanos que visitaron el país para  apoyar al seleccionado tricolor durante la Copa Mundial, pero nunca pensó que ese viaje cambiaría su vida y que medio año después seguiría ahí.

La historia del mexicano de 29 años ya ha sido publicada por distintos medios europeos entre ellos la agencia Reuters y el diario The Moscow Times.

Rocka llegó a la ciudad de Ekaterimburgo para el partido que la selección mexicana sostuvo  contra su similar de Suecia, el 27 de junio. A pesar de una decepcionante actuación de su equipo, que perdió 3-0, la metrópoli conquistó a Carlos, quien entró con visa de turista, pero decidió quedarse.

Junto con su novia, Thaylin Méndez, busca quedarse en Ekaterimburgo (Foto: Captura de pantalla)
Junto con su novia, Thaylin Méndez, busca quedarse en Ekaterimburgo (Foto: Captura de pantalla)

Como de algo tenía que vivir, junto con su novia Thaylin Méndez y otro amigo decidió abrir un bar en la ciudad, que además es un club de baile latino y un lugar donde según el emprendedor se puede comer auténtica comida mexicana.

El bar, llamado Viva México, abrió sus puertas a finales de noviembre con la idea de llevar a los habitantes de la ciudad rusa un poco de la auténtica cultura mexicana.

"Hice este bar para mí … (Pero) claro que todos a los que les guste la música latina y la comida mexicana serán bienvenidos", dijo Rocka en una fiesta de lanzamiento muy concurrida, mientras un DJ cantaba música pop y los clientes bebían cócteles con tequila y bailaban música latina, publicó el Moscow Times.

Uno de sus socios, llamado Juan Manuel, quien no llegó al Mundial, pero arribó a Rusia después para aterrizar la idea de abrir un negocio, dijo que a pesar de lo extraño que resulta este destino, "realmente no quiero volver a México. Quiero quedarme aquí", publicó Reuters.

"Lo que abrimos aquí es un lugar que es un club de baile y en el que estamos ofreciendo comida para que la gente venga a probar aquí la verdadera comida mexicana", expresó.

Ekaterimburgo está ubicada a unos 1.760 kilómetros al este de Moscú, es la capital de una región altamente industrializada.

Un viaje para apoyar a la selección cambió la vida de Carlos (Foto: iTV Deportes)
Un viaje para apoyar a la selección cambió la vida de Carlos (Foto: iTV Deportes)

Carlos ha podido quedarse en el país gracias a que durante la Copa Mundial Rusia permitió el ingreso sin visa a quienes compraron boletos para los partidos, luego recibió una exención hasta finales de años.

Y ahora, junto con su novia, solicita al gobierno ruso una visa de negocios para poder continuar con su proyectos empresarial.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Quiénes fueron los mejores atletas mexicanos en 2018

El hincha de México que tiene cuatro Fan ID: la historia más trágica y emotiva del Mundial de Rusia 2018

La intrigante historia de un fanático mexicano que desapareció tras conocer a una mujer rusa

 
MAS NOTICIAS