Un hecho insólito se produjo durante el Mundial de Rusia 2018 en la ciudad de Moscú entre Francisco Javier Mata Sánchez, un fanático mexicano, y Alita Gamzatova, una mujer moscovita, un día antes del debut de México frente a Alemania.

Después de cuatro días de desesperación, producto de la desaparición del joven latinoamericano, la joven exigió unas disculpas públicas por difamación, calumnias e injurias de su hermano, quien la había acusado de haberlo secuestrado.

La rusa Alita Gamzatova exige disculpas públicas tras ser acusada de secuestradora
La rusa Alita Gamzatova exige disculpas públicas tras ser acusada de secuestradora

Todo comenzó la noche del 16 de junio, cuando el aficionado del 'Tri' acudió a un bar de Moscú junto a su hermano Nicolás y un grupo de amigos. En aquel sitio conocieron a Alita Gamzatova y tras pasar unas horas allí adentro, Francisco y ella salieron del lugar.

Al día siguiente, México hacía su debut ante Alemania y Mata Sánchez no apareció por el Estadio Olímpico Luzhnikí. Inmediatamente, su hermano decidió hacer la denuncia por desaparición ante las autoridades rusas, recibiendo como respuesta que debían esperar 72 horas para hacer dicha acusación.

Insistente, Nicolas afirmó que llamó al teléfono de su hermano y fue Alita la que contestó y le aseguró que todo estaba bien, que no se preocupara. Pero también reveló que, a lo lejos, escuchó los lamentos de Francisco. Desde ese momento se comenzó a hablar de un secuestro.

El fanático quiso quedarse en la casa de la rusa
El fanático quiso quedarse en la casa de la rusa

Las noticias viajaron hasta la ciudad de México, en donde la mujer del desaparecido se hizo eco. Yadira García comenzó a pedir información en los noticieros y en las redes sociales acerca de su esposo. La embajada mexicana comenzó a investigar la situación tras cumplirse las 72 horas establecidas por las autoridades locales.

El fanático mexicano fue encontrado sano y salvo en el departamento de Alita Gamzatova y finalmente se marchó en taxi junto a su hermano. Ahora ella exigió disculpas públicas: "Me gustaría que Nicolás me ofrezca disculpas. Me deshonró injustamente en dos países".

"Es una historia desagradable, fui calumniada por el hermano de Francisco al decir que mantenía al joven 'bajo custodia', lo había drogado y le había robado. Pero no fue nada de eso", reconoció la joven a Metro.

El fanático mexicano está casado
El fanático mexicano está casado

"Nos conocimos en un bar, mientras veíamos un partido de Perú contra Dinamarca. Nicolás nos ofreció ir a otro lugar, pero nos negamos. Él se llevó todo el efectivo y la tarjeta de crédito de Francisco, así que ambos nos fuimos a mi casa", se defendió la moscovita y agregó: "Él se quedó conmigo en el departamento y ahí me dijo que tenía una esposa, pero que solo estaban juntos por su hijo".

Finalmente, Gamzatova aseguró que, "Francisco no quería ir a ninguna parte. (Por teléfono) Le dije a Nicolás que no se preocupara, que enviaría a su hermano en un taxi. Los medios dijeron que apagué o bloqueé el teléfono. Aunque fue al revés: su hermano me bloqueó cuando quería llamar y decir que Francisco había olvidado su Fan ID. Quizás Nicolás se comportó de esa manera porque Francisco está casado".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: