Por intentar imponer una multa de tránsito a un automovilista, un policía y tres compañeros más fueron retenidos por habitantes del municipio de Santiago Anaya, en el estado de Hidalgo, que colinda con la Ciudad de México.

Fue en la comunidad de El Águila, donde un policía municipal detuvo a un automovilista, quiso infraccionarlo y el conductor se negó a recibir la multa. Ante la discusión, un grupo de ciudadanos intervino y retuvo al agente.

Tres policías llegaron al lugar para intentar convencer a la gente de liberar a su compañero, pero los inconformes se negaron y pusieron como condición que todos, los cuatro uniformados, barrieran las calles de la comunidad para soltar al agente.

La escena fue grabada por los pobladores, quienes compartieron el video en redes sociales. Allí aparecen los uniformados con escobas en mano, barriendo una calle, a la vista de un grupo de habitantes.

Entrevistada al respecto Tatiana Ángeles Moreno, una diputada local del partido Morena, consideró que el hecho es una expresión de hartazgo de la población frente a los abusos de policías y por la inseguridad.

"Afortunadamente, el incidente no paso a mayores, pues hemos visto que se han dado situaciones lamentables en las que los retenidos también sufren agresiones", dijo.

Para evitar estos hechos, la legisladora consideró que hay mucho por hacer para recuperar la confianza de la gente en la seguridad pública. "Esto es un ejemplo de lo que se va a enfrentar en este nuevo gobierno que recién empieza", comentó.

En septiembre pasado, un agente del Ministerio Público, adscrito a la Procuraduría local, fue linchado en el municipio de Metepec, de este estado, por unas 100 personas que lo quemaron vivo.

En Hidalgo las autoridades incluso integraron un cuerpo de seguridad para intervenir en casos de linchamiento, por la recurrencia de los casos que allí ocurren.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: