"¡Quémenlos, quémenlos!", gritaron varios pobladores de San Vicente Boquerón antes de linchar a dos hombres en agosto.

La tarde del miércoles 29 de agosto Alberto N. de 56 años de edad y su sobrino Ricardo N. de 21, fueron arrestados por la Policía Municipal de Acatlán de Osorio en Puebla, luego de que los vecinos del poblado de San Vicente Boquerón denunciaron que circulaban alrededor de una escuela en actitud sospechosa. Minutos después de ser ingresados a la comandancia, una turba los extrajo para lincharlos acusándolos de ser "robachicos" (secuestradores de menores).

Azuzados por mensajes de texto y rumores, un nutrido grupo de pobladores golpeó y prendió fuego a los hombres señalados por un delito que nunca fue consignado, ni tuvo un quejoso. La única falta administrativa de estos campesinos aquel día, según las investigaciones posteriores, había sido ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública.

Este evento no está ni cerca de ser un evento aislado en el estado de Puebla. Tan solo en 2017 se registraron 23 linchamientos consumados y 109 intentos en la entidad, cifras que la convierten en la más propensa de México para las turbas que toman la justicia en sus propias manos.

La impunidad es un problema arraigado en el territorio mexicano, solo el 9 % de los crímenes se castigan, según el Instituto para la Economía y Paz (IEP). De ahí que en muchas comunidades el miedo derive en hartazgo y violencia.

El martes 4 de diciembre, habitantes de San Martín Texmelucan en el mismo estado de Puebla detuvieron a un hombre que en estado de ebriedad atropelló con su automóvil a seis personas y chocó contra 10 automóviles. El sujeto fue golpeado de forma tumultuaria pero corrió con mejor suerte que Alberto y Ricardo, pues fue rescatado por la polícia local luego de negociaciones con los inconformes.

Turba golpea a automovilista ebrio que atropelló a 6 personas en Puebla.

El común denominador en los casos de linchamiento ha sido la ineficiencia de los cuerpos de seguridad mexicanos ante las masas enardecidas. La Fiscalía del Estado de Puebla responsabilizó a las autoridades municipales del linchamiento de Alberto y Ricardo.

"La autoridad municipal nunca envió negociadores para entablar el diálogo con el grupo creciente de personas y tampoco informó de los hechos en tiempo y forma", estableció en un comunicado.

Las perturbadoras imágenes del linchamiento de los campesinos en Puebla se esparcieron en redes sociales y fueron ampliamente difundidas por las televisoras nacionales, pero solo hubo una persona sujeta a proceso por los hechos en los que participaron decenas de habitantes.

Estos sucesos no son exclusivos de las zonas rurales del país. Apenas el 5 de diciembre en La Merced, uno de los sectores más populares de la zona centro de la Ciudad de México, una persona persona en aparente estado de ebriedad que arrolló con su auto a varias personas fue linchado, de acuerdo con testigos.

Un hombre fue linchado por varias personas en la Merced en las calles de Zavala y Santa Escuela. (Foto: Armando Monroy, Cuartoscuro)
Un hombre fue linchado por varias personas en la Merced en las calles de Zavala y Santa Escuela. (Foto: Armando Monroy, Cuartoscuro)

En México se tienen registrados más de 370 linchamientos en los últimos 26 años. Hasta septiembre de 2018 la Comisión de los Derechos Humanos en el país había detectado 25 sucesos y 40 intentos.

México, reflejo de América Latina en materia de linchamientos

En América Latina se cometen un tercio de los homicidios a nivel mundial, tantos como 400 al día. Estadísticamente se resuelven el 20 % de los casos, pero en Brasil y México, los países que encabezan la cifra, solo se castigan el 10 %. La región también encabeza el apartado del delito de robo en el mundo.

La falta de confianza de la población en sus sistemas de protección y justicia ha derivado en fenómenos como el surgimiento de las autodefensas (grupos paramilitares de pobladores establecidos contra células del crimen organizado) y las más sórdidas ocurrencias para linchar a alguien.

En 2018 se han registrado más de 25 linchamientos en México. (Foto: Cuartoscuro)
En 2018 se han registrado más de 25 linchamientos en México. (Foto: Cuartoscuro)

El día de año nuevo de 2016 en una localidad rural de Bolivia, un grupo de pobladores ató a una mujer y a sus dos hijos a un árbol infestado con hormigas rojas venenosas, los confundieron con ladrones de autos. El cuello de las víctimas se hinchó tanto por las lesiones que les causaron los insectos, que se sofocaron hasta morir.

"En una sociedad aquejada por la violencia, los linchamientos son actos catárticos que significan imponer el orden", dijo a Wall Street Journal, Gema Santamaría, experta para las Naciones Unidas en este rubro.

"Lo irónico es que las personas que cometen el linchamiento rara vez son castigadas por la ley, así que solo se crea más injusticia y más inseguridad", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: