Alejandro Márquez fue reportado como desaparecido antes de confirmarse su asesinato. (Fotos: Facebook Alejandro Marquez)
Alejandro Márquez fue reportado como desaparecido antes de confirmarse su asesinato. (Fotos: Facebook Alejandro Marquez)

La mañana del sábado 1 de diciembre se encontró el cuerpo del periodista Jesús Alejandro Márquez Jiménez en un terreno baldío cerca del aeropuerto de Tepic, en el estado de Nayarit, México. Un impacto de bala de grueso calibre en la nuca lo privó de la vida.

Su familia identificó el cuerpo este domingo, pero no sabían de él desde la tarde del viernes, cuando después de comer recibió una llamada y salió a bordo de una motocicleta prestada, que no fue hallada junto al cuerpo. Vestía un pantalón gris y una playera color azul marino.

Article 19, la organización internacional de derechos humanos por la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información, confirmó el asesinato y exigió a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República, que se investigue el caso y protejan a la familia de Márquez.

El medio Crítica Digital Noticias (CDN), donde el periodista conocido como "El Guamas" trabajó durante 8 años, confirmó la ejecución y exigió castigo para los responsables.

Además señalaron que Alejandro Márquez fue candidato a regidor por el partido Morena en el municipio de Tuxpan, en las elecciones locales, y que desde mediados de 2017 dejó CDN para crear el periódico Orión Informativo, que operaba desde hace un año.

Se trata del primer periodista asesinado durante los primeros días que lleva Andrés Manuel López Obrador como presidente de México.

Durante el sexenio de su antecesor, Enrique Peña Nieto, hubo 47 asesinatos registrados de periodistas, 11 de ellos en Veracruz, el estado con el mayor número de muertes, según Article 19.

El periodista y productor Témoris Grecko dijo en junio a Infobae que la persecución de la que son víctimas los periodistas mexicanos no se vive ni siquiera en países en guerra como Siria.

"Este (México) es un Estado que dice que se compromete con la libertad de expresión, pero sus cifras son como las de estados colapsados. Es la impunidad la que está matando a periodistas y defensores de derechos humanos, del medio ambiente, a las mujeres y a los curas. Es un sistema de justicia inoperante, que está siendo operado para poner precio a la justicia", aseguró.