Padres y distintas organizaciones rechazan la versión oficial ( Foto: EFE)
Padres y distintas organizaciones rechazan la versión oficial ( Foto: EFE)

El equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) discrepó con las conclusiones de la recomendación 15VG/2018 presentada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en México, en la que aseguró que existe evidencia suficiente para considerar que algunos de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace cuatro años pudieron haber sido incinerados.

Según la recomendación, entre 23 y 28 de los estudiantes que desaparecieron en septiembre de 2014 pudieron haber sido incinerados en el basurero de Cocula, en el estado de Guerrero, luego de ser secuestrados por el grupo criminal Guerreros Unidos.

"Lamentablemente, el EAAF discrepa profundamente con una parte importante de las formulaciones del ámbito forense contenidas en la recomendación", señaló el grupo argentino en un comunicado.

El basurero donde según la Fiscalía fueron incinerados los jóvenes (Foto: Especial)
El basurero donde según la Fiscalía fueron incinerados los jóvenes (Foto: Especial)

Destaca que los forenses dieron a conocer en su dictamen pericial del 9 de febrero de 2016, realizado por 26 especialistas de seis países, que después de 16 meses de trabajo "no se pudo establecer con certeza que alguno de los miles de restos encontrados en el Basurero de Cocula correspondiera a los estudiantes normalistas. Por el contrario, entre estos restos recuperados sí se encuentran algunos pertenecientes a personas distintas a los normalistas, como se ha establecido por vía científica".

Aunque en el lugar existe evidencia de fuego, las pruebas realizadas en el área donde se encontraron restos humanos y animales revelaron que estos "eventos de fuego" tuvieron lugar a lo largo de los años, más no se encontró evidencia específica que pudiera ligar esos eventos de fuego en particular a la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014, fecha en la que desaparecieron los normalistas luego de una persecución policiaca en el municipio de Iguala donde habían robado cinco autobuses para acudir a una protesta en Ciudad de México, uno de los cuales estaba presuntamente cargado con droga que pertenecía a Guerreros Unidos.

"En opinión del EAAF se incurre en graves omisiones, especulaciones, sesgos y simplemente errores al considerar y citar el informe realizado por el EAAF. Asimismo, el EAAF discrepa con una parte importante de las conclusiones que alcanza la citada recomendación de la CNDH", expresaron los forenses.

Parte de las evidencias encontradas en Cocula
Parte de las evidencias encontradas en Cocula

Destacaron el caso del normalista, Jhosivani Guerrero de la Cruz, de quien presuntamente se encontraron restos en el basurero de Cocula. Aclaran que los resultados genéticos del laboratorio de la Universidad de Innsbruck encontrados en el Río San Juan y posteriormente entre un fragmento del Basurero de Cocula con un familiar materno del joven mostraron una coincidencia extremadamente baja desde el punto de vista de probabilidad de parentesco.

"El informe de Innsbruck habla de una coincidencia moderada, dato que el informe de CNDH omite. Esto fue explicado en mayor detalle en un comunicado de prensa del EAAF inmediatamente después de conocerse estos resultados en su momento, así como en su dictamen. En síntesis, por el momento no hay ninguna identificación de restos de los 43 estudiantes desaparecidos confirmada sobre restos que se hayan recuperado en el Basurero de Cocula. Es importante tener en cuenta el impacto sobre los familiares del joven Jhosivani sobre esta reinterpretación de los resultados genéticos del informe de CNDH", señalan los forenses.

También señala que la CNDH sólo tomó en cuenta la temporalidad de dos de las 21 plantas encontradas a los alrededores del basurero y que no presentaron alteración por el fuego.

El equipo de forenses argentinos realizó un peritaje en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos a petición de los familiares de los jóvenes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: