La ruta prevista para el tren Maya conectará a los estados del sureste de México. (Foto: Especial)
La ruta prevista para el tren Maya conectará a los estados del sureste de México. (Foto: Especial)

El tren Maya, que será una de las obras de infraestructura más importantes del próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, también será sometido a consulta pública como ocurrió con el ahora cancelado aeropuerto de Texcoco.

A botepronto, López Obrador aseguró este domingo que someterá a consulta ciudadana la obra que apuesta por detonar el desarrollo de la zona sureste, y aun previó que tentativamente pueda ser organizada entre diciembre y enero, a más tardar.

En una improvisada entrevista en el aeropuerto de Villahermosa, en Tabasco, a donde viajó este fin de semana, López Obrador dijo que no sólo el tren sino todos los proyectos se someterán a la consulta de los ciudadanos.

"Para no equivocarnos es mejor preguntar", dijo el presidente electo, quien la semana pasada anunció la cancelación del nuevo aeropuerto de México, en Texcoco, como resultado de una consulta en la que participaron aproximadamente un millón de mexicanos con credencial de elector –de un padrón que ronda los 19 millones.

El tren Maya está previsto como una de las más ambiciosas obras de infraestructura de su gobierno, que comienza el primero de diciembre. Según el plan, tendrá un trazado de 1.500 km y conectará los estados de Chiapas, Quintana Roo, Yucatán y Campeche.

López Obrador ha asegurado que el proyecto estará concluido "a más tardar" en cuatro años, costará entre 120.000 y 150.000 millones de pesos (unos 7.500 millones de dólares) y se financiarán a seis años con dinero público y privado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: