La camioneta donde fueron hallados los cuerpos en Guadalajara
La camioneta donde fueron hallados los cuerpos en Guadalajara

El martes en la mañana, habitantes de la colonia Morelos, en Guadalajara, reportaron una camioneta tipo pick up color guinda abandonada en la calle Ruiseñor. Solo pudieron ver que en la caja trasera había una carretilla, tabiques, tablas, lonas, algo escrito en una cartulina blanca y los restos humanos.

Al llegar al lugar, las autoridades descubrieron que las placas JLR 3317, que la camioneta llevaba sobrepuestas, en realidad pertenecían a un Chevrolet Cruze 2014, con reporte de robo de febrero de 2018, y que en el vehículo modelo Dodge Ram había 8 cuerpos de hombres de entre 25 y 35 años, dos de ellos, desmembrados, con un mensaje de amenaza.

"Pensaron que me había retirado, no me he ido está es mi casa voy a pelear y quitar la basura" (sic), decía el mensaje firmado por "El 20". Así llaman a Jesús Peña González, presunto jefe de seguridad de Ismael "El Mayo" Zambada y fundador de Los Ántrax, junto con José Rodrigo Aréchiga, "El Chino Ántrax", de acuerdo con el medio Riodoce, de Sinaloa.

Los Ántrax nacieron como un grupo a cargo de la seguridad de los hijos de Ismael El Mayo Zambada, líder y fundador del cártel de Sinaloa junto con Joaquín El Chapo Guzmán. Se dice que sus miembros llevan un anillo de calavera sobre brillantes, que significa liderazgo, muerte y poder.

"El 20" se fugó del penal de Culiacán, Sinaloa, en marzo de 2017. Estaba preso por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Las autoridades retiraron la camioneta con una grúa y llevaron los cuerpos al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, en el municipio conurbado de Tlaquepaque, para conocer la causa de las muertes e identificar los cuerpos.

Las autoridades descartan una disputa entre grupos rivales y atribuyen los hechos a un supuesto reacomodo en la estructura del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que opera en la entidad.

Un hecho similar ocurrió en 2011, cuando fueron abandonadas tres camionetas y 26 cadáveres semidesnudos y maniatados, en la avenida Lázaro Cárdenas y la calle Mandarina, en la zona de Los Arcos del Milenio, muy cerca de donde hallaron este martes la camioneta Dodge.

En aquel caso los autores de los asesinatos dejaron una manta firmada presuntamente por el Cártel del Milenio.

El martes, además de los 8 cuerpos abandonados en la camioneta, otros hechos violentos ocurrieron en la entidad.

A las 5:37 horas se reportaron dos hombres heridos de bala, en el cruce de avenida Toltecas y Cihualpilli, en Tonalá.

En el mediodía, tres personas fueron asesinadas y una quedó herida, en el fraccionamiento Los Encinos, en Tlajomulco de Zúñiga, donde un comando los atacó.

Casi a la misma hora un hombre fue ejecutado a balazos en el estacionamiento de una pizzería de la colonia Arcos de Guadalupe, en Zapopan. Los agresores escaparon en dos vehículos rojos y uno blanco.

En lo que va de marzo se han registrado más de 25 asesinatos en la zona metropolitana de Guadalajara, que se vinculan con el crimen organizado porque en la mayoría dejan cartulinas atribuyéndose la autoría. Entre otras, destaca el asesinato de Ramón Sánchez Radilla, líder disidente del CJNG que se apoderó del tráfico de drogas en el área oriente.

Desde el año pasado, la violencia escaló en Jalisco. Por eso, a partir del 31 de enero de este año la Policía Federal reforzó su presencia en el estado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: