Tras ser torturados, dos hombres lograron escapar de sus secuestrados, que presumiblemente son integrantes de la organización delictiva La Unión de Tepito, de la Ciudad de México. Las víctimas fueron quemadas con un soplete en los brazos y en el rostro. Las autoridades aseguraron el departamento que servía como casa de seguridad y en donde probablemente fueron asesinadas otras personas.
Julio, de 38 años, y Fidel, de 27, circulaban la tarde del viernes a bordo de un taxi en la calle República de Brasil, en la colonia Centro de la delegación Cuauhtémoc, cuando tres hombres y una mujer interceptaron el vehículo y, con amenazas, los bajaron.

Los presuntos secuestradores llevaron a sus víctimas a la Torre A del departamento 202 ubicado en el número 72 de la calle Peñón, en la colonia Morelos, donde está el barrio de Tepito. Atados de pies y manos con cinta canela, Julio y Fidel fueron torturados. Sus victimarios les quemaron los brazos y el rostro con un soplete.

Tras un descuido de los secuestradores, los dos hombres lograron escapar. Con el cuello y rostro ensangrentados, pidieron ayuda a los policías del sector Morelos que circulaban por las calles de Constancia y Toltecas.  Los paramédicos llegaron al lugar para atender las quemaduras de segundo grado y otras heridas provocadas con armas punzocortantes.

Las víctimas pudieron identificar el lugar donde permanecieron privados de su libertad. Al llegar, los policías encontraron rollos de cinta canela, martillos y bates de beisbol con los que Julio y Fidel fueron golpeados y torturados.

El 6 de diciembre los comerciantes hallaron en un puesto un cadáver envuelto en una bolsa y oculto dentro de un tambo sobre las calles Jesús Carranza y Fray Bartolomé de las Casas. La víctima, cuya identidad se desconoce, presentaba heridas como las de los hombres secuestrados el fin de semana.

En octubre una llamada anónima al 911 alertó a las autoridades de la agresión a cuatro jóvenes en el número 64 de la calle de Florida. En el lugar, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvieron a Javier de Jesús, de 31 años, por atacar con un soplete a cuatro personas, a una de ellas la había agredido sexualmente.

Javier de Jesús es un presunto integrante de La Unión de Tepito, grupo que distribuye drogas en la zona.

Recientemente, las autoridades hallaron en la zona un local de venta de drogas que anunciaba abiertamente sus productos en cartulinas fluorescentes. Esto mientras buscaban en la zona a una persona secuestrada.

El punto de venta estaba dentro de una vecindad ubicada en la calle Jesús Carranza, en el centro de Tepito. Los productos estaban contenidos dentro de vitrinas y entre la oferta había "perico (cocaína) de lujo y de segunda" por 250 pesos (13 dólares).

La policía detuvo a 19 personas, entre ellas dos vendedores, dos mujeres menores de edad, un albañil que adaptó el inmueble para ocultar cuartos, y tres ex reos que dirigían el lugar y cuyos nombres no se dieron a conocer.

LEA MÁS: