El terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Ritcher provocó importantes daños en Ciudad de México y sus alrededores. Además de edificios colapsados y servicios caídos, también hubo una autopista que se vio afectada.

Se trata de la ruta México-Acapulco, en el tramo Cuernavaca-Chilpancingo, donde el asfalto colapsó por el fuerte cimbronazo del sismo.

El sismo se produjo en el límite entre Morelos y Puebla. Los temblores también se sintieron con mucha fuerza en Ciudad de México, Acapulco, Oaxaca, Guadalajara, Colima y Chipancingo.

(Univision)

El episodio se produce, además, luego de que el 7 de septiembre pasado un terremoto de 8,2 grados en la escala de Richter dejara un centenar de muertos, la mayor parte de ellos en el estado de Oaxaca. Se trató de un sismo más fuerte que el del 19 de septiembre de 1985, que devastó principalmente a la Ciudad de México.

Hasta el momento, las autoridades reportaron más de 90 muertos.

Asimismo, el presidente Enrique Peña Nieto, quien volvió de urgencia desde Nueva York, donde se desarrolla la Asamblea General de la ONU, informó que en Ciudad de México colapsaron 27 edificios.

LEA MÁS: