Pepe Aguilar recordó junto a sus hijos el legado de ‘Don Antonio’, su padre

La familia de cantantes tuvieron un programa especial en Azteca Uno, interpretaron algunos temas y revelaron datos sobre ellos

(EFE)
(EFE)

Este sábado 19 de junio, la familia de cantantes acudió a un especial de Azteca Uno con motivo de la celebración del Día del Padre, en la conversación transmitida desde las 21 horas, Pepe Aguilar y dos de sus hijos hablaron sobre ‘Don Antonio’, entonaron algunos temas en conjunto y otros a capela.

Durante la entrevista Pepe Aguilar recordó con mucho cariño y respeto a José Pascual Antonio Aguilar Márquez Barraza, nombre completo de su padre, quien falleció en 2007 y a quien suele llamar ‘Don Antonio’ frente a los medios.

Según lo que expresó Pepe Aguilar luego de que Ángela y Leonardo interpretaran Dos Almas, este cantante se ha encargado de que sus hijos sientan lo que él percibía de su padre, es decir, una relación parental en la que los enseñó a trabajar y no sólo les facilitó las cosas.

La familia Aguilar acudió al especial de Azteca por el Día del Padre (Foto: captura de pantalla/ tvazteca.com)
La familia Aguilar acudió al especial de Azteca por el Día del Padre (Foto: captura de pantalla/ tvazteca.com)

A pesar de que al inicio se sentía temeroso por lo inesperado de la petición, Pepe Aguilar interpretó Albur de Amor a capela en honor a su padre. Posteriormente fue cuestionado por la conductora sobre cómo recordaba a ‘Don Antonio’, a lo que el cantante de regional mexicano respondió que lo veía en su propio ser:

“Yo me encomiendo mucho a él, todo el tiempo, yo lo encuentro en cada momento, en cada espacio, en cada recuerdo de la educación que me dio, en mi ADN, en mi voz, en mi imagen cuando me miro frente al espejo, en este traje de charro”

Por otra parte, explicó que ‘Don Antonio estará con él hasta el fin de sus días y que no sólo lo decía por toda la gente que llegó a admirar al también actor, sino por su propia relación.

Durante el evento el cantante también recordó a su Flor Silvestre, su madre “le envío agradecimiento a mi padre y a mi madre, no todo el mundo tiene la oportunidad de encontrar padres así, le agradezco a la vida y hago un trabajo con mis hijos para que sientan lo mismo”, expresó.

Leonardo y Ángela Aguilar se han inmiscuido en el mundo de la música desde pequeños, siempre apoyados por su padre Pepe Aguilar (Foto: Instagram / @leonardoaguilaroficial)
Leonardo y Ángela Aguilar se han inmiscuido en el mundo de la música desde pequeños, siempre apoyados por su padre Pepe Aguilar (Foto: Instagram / @leonardoaguilaroficial)

Por su parte el joven Leonardo comentó que tiene tatuada a Flor y su hermana, Ángela Aguilar, le rindió homenaje interpretando una de sus canciones, la hija menor de Pepe admitió que por su edad, recuerda pocas cosas de sus abuelos, pero admitió que le es grata la experiencia de ir conociendo sobre ellos.

“Es raro porque cada día me voy enterando de cosas que hizo, ahorita acabamos de hacer una entrevista y mi papá conto que hizo 9 conciertos en Estados Unidos, en el estadio Madison Square Garden; para mí es un privilegio poder aprender de las cosas que ha hecho mi familia, siento que tengo un muy buen respaldo con las felicitaciones de todos y siento que su energía pasa a través de nosotros”, explicó la joven de 17 años.

Pepe Aguilar recordó que cuando su padre tenía entre 86 u 87 años, ya no podía hablar por una afectación cerebral, pero que sin embargo, era capaz de cantar a pesar de ello. Aprovechó para compartir que sus Ángela y Leonardo comenzaron a cantar cuando tenían 2 y 5 años respectivamente, por lo que ‘Don Antonio’ si alcanzó a escucharlos en sus inicios.

Pepe Aguilar envió un mensaje a sus fans jóvenes (Foto: captura de pantalla/ tvazteca.com)
Pepe Aguilar envió un mensaje a sus fans jóvenes (Foto: captura de pantalla/ tvazteca.com)

Por último, Pepe Aguilar contó una anécdota sobre su padre con la que esperaba motivar a sus fans más jóvenes hacia el éxito

“Es que si se puede, Antonio Aguilar dormía en una calle de Los Ángeles, esa misma donde ahora tiene una estatua, era indocumentado, no tenía a dónde llegar y llevaba 4 o 5 días sin comer, una vez me contó que había un restaurante donde preparaban spaghetti que valía dos centavos, pero que él sólo podía ver, y lo corrían y el se regresaba, cuando tuvo suficiente dinero, agarró a toda la gente que vivía en esa calle y les compró spaghetti a todos”.

También explicó que las personas debían disfrutar y gozar a sus padres en vida.

SEGUIR LEYENDO: