James Franco habló por primera vez tras ser acusado de acoso y explotación sexual por dos ex alumnas

En una demanda presentada el año pasado, las denunciantes lo acusaron de haberse “aprovechado sexualmente de ellas” en sus clases de actuación

James Franco fue criticado por aparecer en los Globos de Oro de 2018 con un pin con el logo Time's Up, creado por las actrices de Hollywood para luchar contra el acoso sexual, en medio de acusaciones en su contra
James Franco fue criticado por aparecer en los Globos de Oro de 2018 con un pin con el logo Time's Up, creado por las actrices de Hollywood para luchar contra el acoso sexual, en medio de acusaciones en su contra

James Franco se defendió y calificó de “salaces” y “falsas” las acusaciones de explotación sexual en su contra. En octubre pasado, dos de las antiguas estudiantes de actuación de Franco, Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal, afirmaron que la estrella de Hollywood las presionó para que se desnudaran para audiciones en la escuela de teatro, que él cofundó.

Las supuestas victimas también alegaron ante la Justicia que Franco y otros maestros e instructores participaron en “conductas inapropiadas y sexualmente cargadas” hacia las estudiantes, y crearon “un ambiente de acoso y explotación sexual”.

Tither-Kaplan fue una de las cinco mujeres que señalaron al actor por comportamiento sexual indebido en un artículo publicado en enero de 2018 por el diario Los Angeles Times.

El nominado al Oscar, de 41 años, abrió su escuela de actuación, Playhouse West Studio 4, en Los Ángeles, en 2014 y cerró sus puertas en 2017 tras las denuncias en su contra.

El actor respondió a las acusaciones sus ex estudiantes de teatro y afirmó que están “hambrientas de atención“, según documentos judiciales obtenidos por la revista People.

A través de su abogado el actor ha presentado una objeción legal por escrito, criticando y descalificando a sus denunciantes. “Esta demanda es una parodia de la justicia y la culminación de una campaña sin mérito que ha empañado injustamente la reputación duramente ganada de un hombre decente”, declaró Franco a la mencionada revista.

Tither-Kaplan acusó a Franco de explotarla sexualmente en enero de 2018 junto con otras cuatro mujeres en un artículo publicado por The Los Angeles Times. La mujer afirmó al periódico que Franco retiró a los guardias de seguridad mientras filmaba una escena simulada de sexo oral en el set de la película de 2015, The Long Home.

Las dos mujeres se inscribieron en Studio 4 en el año 2014 y aseguraron que las clases incluían lecciones sobre escenas sexuales que consistían en “simulaciones de actos sexuales que iban mucho más allá de los estándares de la industria”.

Tither-Kaplan, como ya había declarado en Los Angeles Times, especificó en la demanda el presunto rodaje de una orgía en la que Franco simulaba practicar sexo oral a las mujeres. Sin embargo, según el relato de la acusación, Franco quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular el sexo oral. La demanda exige indemnizaciones para las afectadas y la devolución o destrucción de cualquier grabación que se hiciera en las clases de actuación.

“La Sra. Tither-Kaplan siempre expresó su gratitud por haber tenido la oportunidad de trabajar en producciones nominadas al Emmy con Franco, uno de sus maestros”, expresó el letrado del actor, añadiendo que la denunciante “se involucró a sabiendas” en escenas de desnudos con Franco.

El actor fue acusado anteriormente de comportamiento inapropiado por otras cinco mujeres.

James Franco posando con su Globo de Oro en compañía de su hermano, el actor Dave Franco (Reuters)
James Franco posando con su Globo de Oro en compañía de su hermano, el actor Dave Franco (Reuters)

La controversia en torno a James Franco comenzó en los Globos de Oro de 2018, cuando el actor se llevó el premio al mejor actor de una comedia por la película The Disaster Artist (2017) y en cuya alfombra roja desfiló con un pin del Time’s Up.

Durante la ceremonia, varias actrices cargaron en las redes sociales contra la supuesta hipocresía del actor por llevar una de esas insignias, ya que aseguraron que fue responsable de episodios de abuso y acoso sexual en el pasado.

Aquellos Globos de Oro fueron los primeros premios que se celebraron tras el surgimiento del movimiento #MeToo y prácticamente todos los asistentes vistieron de negro para mostrar su rechazo al machismo.

Pocos días después, Franco respondió a esas acusaciones en una entrevista con Stephen Colbert en The Late Show. “Las cosas que he oído que están en Twitter no son precisas, pero apoyo completamente que la gente salga y sea capaz de tener una voz porque no tuvieron una voz durante mucho tiempo (...) Si he hecho algo malo, lo arreglaré. Tengo que hacerlo”, dijo.

Durante su participación en la Marcha de Mujeres de Los Ángeles, la actriz Scarlett Johansson lanzó una dura y clara indirecta a Franco. “¿Cómo una persona puede públicamente estar con una organización que ayuda a brindar apoyo a las víctimas de acoso sexual mientras en privado se aprovecha de personas que no tienen poder?”, señaló haciendo referencia al actor sin nombrarlo. “Por cierto, quiero mi pin de vuelta”, agregó Johansson en referencia al prendedor que lució su compañero durante la premiación.

Al día siguiente se publicó el reportaje de Los Angeles Times que detallaba las acusaciones contra el actor, incluida la de la ahora demandante Tither-Kaplan.

Franco ha continuado trabajando en Hollywood desde entonces: la serie The Deuce, que encabeza junto con Maggie Gyllenhaal, emitió su tercera y última temporada en HBO.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR