Las cuatro estrellas de la música compartieron una tarde (Foto: Twitter)
Las cuatro estrellas de la música compartieron una tarde (Foto: Twitter)

La vida de varias leyendas de la música ha terminado y el más reciente fue el cantante español Camilo Sesto, quien conquistó México y compartió con algunos ídolos del país.

Así lo demuestra una fotografía que se hizo viral en redes sociales tras la muerte del intérprete la madrugada del domingo en Madrid a los 72 años de edad.

En la postal está sentado en medio de su compatriota Rocío Dúrcal y del mexicano José José, quien a su lado derecho tiene a Juan Gabriel. De los cuatro, solo queda vivo uno.

Las cuatro leyendas de la música convivieron en 1984 durante la inauguración de las oficinas en Los Angeles, California, de la casa discográfica Ariola, una disquera importante de la época.

Solo Rocío Dúrcal levanta una copa, mientras José José sostenía un cigarro en la mano. Juan Gabriel y Camilo Sesto compartieron una sonrisa discreta ante la lente, que captó un momento que hoy es histórico.

Y es que solo "El Príncipe de la Canción" sigue vivo, pese a que durante los últimos años ha enfrentado severas crisis de salud. Enfrentó el cáncer de páncreas y la pérdida de su voz.

Antes de Camilo Sesto, Juan Gabriel murió a los 66 años en agosto de 2016 debido a un paro cardiaco en Santa Mónica, California, horas después de ofrecer un concierto. Rumores sobre su supuesta resurrección han circulado desde entonces, así como los escándalos por su herencia, los hijos biológicos que salieron a la luz y la extrema discresión de su heredero Iván.

La primera en morir fue Rocío Dúrcal, víctima de cáncer de útero, a los 61 años.

 

La fotografía viral ha sido motivo de burlas también, debido a que José José sigue vivo pese a que durante años padeció de alcoholismo.

Pero en 1984, cuando fue tomada la histórica fotografía, todos gozaban de un éxito sin precedentes.

En aquel año, Juan Gabriel había lanzado su canción "Querida", una de las más exitosas de su carrera y que estuvo durante más de un año en primer lugar de América Latina.

El cantautor estuvo detrás de las canciones que consagraron la carrera musical de Rocío Dúrcal, y así lo demuestra el hecho de que en 1984, la española consiguió su primera nominación al Grammy con el tema "Amor eterno", escrita por Juan Gabriel, y quizá la interpretación más famosa de la cantante.

Por su parte, en 1984, José José promovía su disco "Reflexiones", compuesto por temas escritos por Rafael Pérez-Botija y con el que ganó un Disco de Platino por las altas ventas. Los sencillos famosos fueron "Payaso" y el tema "¿Y qué?".

En tanto, Camilo Sesto estaba ya consagrado en el mundo. En Estados Unidos fue reconocido como el "Mejor artista extranjero" y por tener el "Mejor espectáculo extranjero". Promocionaba el sencillo "My Love", a dueto con Audrey Landers.