La banda británica (Foto: The Cure)
La banda británica (Foto: The Cure)

El ex baterista de la banda británica The Cure, Andy Anderson, informó a sus fanáticos que padece de cáncer terminal. En un mensaje publicado en Facebook, el famoso reveló su diagnóstico.

"Hola chicos, tengo cáncer terminal en etapa 4 y no hay forma de revertirlo; cubre totalmente el interior de mi cuerpo. Me encuentro muy bien y estoy consciente de mi situación".

En el mensaje expuso sus deseos por evitar que su familia tenga que cuidar de él en caso de llegar a estado vegetativo. De acuerdo con Anderson, odiaría hacerlos pasar por esta terrible situación.

"La quimioterapia y la radioterapia se discutirán en breve. Espero poder comunicarme con ustedes en los próximos días con respecto al resultado. Por favor, no se desanimen, sean positivos", señala el texto.

El mensaje compartido por el miembro de la banda (Foto: Facebook)
El mensaje compartido por el miembro de la banda (Foto: Facebook)

Desde su publicación, hecha el domingo pasado, miles de usuarios han compartido la noticia en redes sociales, brindando su apoyo a la distancia. Laurence "Lol" Tolhurst, ex baterista y tecladista de la banda, también se solidarizó con él.

"El papá de Andy era boxeador, ahora Andy está en la pelea de su vida. He hablado con él, esta tan optimista y tranquilo como cualquiera que enfrenta lo mismo que él. Envía luz, envía amor, envía lo que creas que ayudará a mi amigo en la batalla real que ahora enfrenta. Te amo señor A.", decía su mensaje.

Andrew Anderson fue miembro de la banda de rock alternativo de 1983 a 1984, año en el que fue despedido por la banda tras una pelea con unos guardias de seguridad en un auditorio de Tokio. Tras su expulsión, fue sustituido por Boris Williams. 

Tras su breve paso por la banda, ha trabajado grabando música para anuncios de televisión y ha colaborado con otros artistas, incluido Iggy Pop. 

The Cure anunció recientemente cuatro conciertos que dará para conmemorar el 30 aniversario de su clásico álbum, "Disintegration". Se realizarán los días 24, 25, 27 y 28 de mayo, en el  Sydney Opera House de Australia.

La banda tocará el álbum de 1989 en su totalidad, y será el estreno mundial de estas actuaciones, aunque todavía no abren más fechas. Hay rumores de que el grupo británico también será protagonista en Glastonbury 2019. 

Se espera que los conciertos superen las tres horas de duración, donde los fanáticos escucharán hits como "Lovesong", "Lullaby" y "Fascination Street".

Este disco fue el octavo álbum del grupo, y terminó siendo el más vendido en la carrera de la banda, con millones de discos alrededor del planeta