Un informe de EEUU identificó “funcionarios corruptos” de El Salvador, Guatemala y Honduras: podría influir en la ayuda financiera hacia los países

La investigación fue llevada a cabo por el Departamento de Estado tras una iniciativa de la legisladora Norma Torres. Son 17 personas con vínculos actuales o pasados con los gobiernos centroamericanos

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. Foto: Saul Loeb/Pool via REUTERS
El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. Foto: Saul Loeb/Pool via REUTERS

Varios políticos actuales y antiguos de El Salvador, Guatemala y Honduras fueron identificados por Estados Unidos como “funcionarios corruptos” en un reporte divulgado el martes. Entre ellos se cuentan distintos legisladores de los países centroamericanos, así como la jefa de gabinete y un ex ministro del presidente salvadoreño Nayib Bukele, entre otros.

La lista, compilada por el Departamento de Estado a pedido de la legisladora estadounidense nacida en Guatemala Norma Torres, incluye a 17 personas. Algunos ya han sido sancionados por el país norteamericano por “corrupción significativa” o condenados por su sistema judicial.

“Ya sabemos que los gobiernos centroamericanos están plagados de corrupción”, dijo Torres, única centroamericana miembro del Congreso de Estados Unidos.

“Las élites guatemaltecas llenaron los tribunales de compinches para atender sus intereses, y el presidente de El Salvador hizo campaña contra la corrupción mientras se rodeaba de actores corruptos”, señaló en un comunicado.

En la imagen un registro del presidente de El Salvador, Nayib Bukele. EFE/Rodrigo Sura/Archivo
En la imagen un registro del presidente de El Salvador, Nayib Bukele. EFE/Rodrigo Sura/Archivo

“Seguiré trabajando con la administración (de Joe Biden) para lidiar con otros actores corruptos evidentes, como el presidente de Honduras. Espero una lista ampliada en junio”, añadió.

Aunque todavía no se ha iniciado un proceso en su contra, el mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández, fue implicado en una corte en Nueva York de tráfico de cocaína a Estados Unidos junto a su hermano Juan Antonio “Tony” Hernández, condenado en marzo a cadena perpetua por la justicia estadounidense.

“En el reporte que solicité, que ahora es público, el gobierno de Estados Unidos reconoce la corrupción que los autoritarios centroamericanos y sus secuaces niegan y tratan de ocultar”, afirmó Torres.

La legisladora denunció también el cierre de organismos anticorrupción respaldados internacionalmente, como la CICIG en Guatemala y la MACCIH en Honduras, y el “debilitamiento” de la CICIES en El Salvador, y acusó a altos cargos de interferir con investigaciones independientes y bloquear los órganos de supervisión.

El presidente de Honduras Juan Orlando Hernandez. REUTERS/Jorge Cabrera/File Photo
El presidente de Honduras Juan Orlando Hernandez. REUTERS/Jorge Cabrera/File Photo

“Implacable”

Torres, una demócrata de California, destacó la importancia de tener este listado después de lo que consideró “cuatro años de negligencia” bajo el gobierno del republicano Donald Trump.

“La asistencia estadounidense solo debe ir a instituciones y funcionarios que estén verdaderamente comprometidos con el Estado de derecho”, dijo. “Seré implacable en exigir la rendición de cuentas de nuestro gobierno”.

Para eso, prometió usar “todas las palancas disponibles”, desde sanciones financieras hasta restricciones de visado y suspensiones de ayuda económica.

El reporte proporciona nombres de funcionarios sobre quienes existe “información creíble” sobre la comisión de actos de corrupción, incluido el tráfico de drogas y la recepción o desembolso de financiación política vinculada al narcotráfico, dijo la oficina de Torres.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, camina antes de abordar el helicóptero Marine One en Washington (EE.UU.), hoy 18 de mayo de 2021. EFE/Oliver Contreras
El presidente de EE.UU., Joe Biden, camina antes de abordar el helicóptero Marine One en Washington (EE.UU.), hoy 18 de mayo de 2021. EFE/Oliver Contreras

De El Salvador se incluyen los siguientes funcionarios cercanos a Bukele: su jefa de gabinete, Carolina Recinos, el ex ministro de Seguridad Rogelio Rivas, y el legislador Guillermo Gallegos, líder del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) que llevó al presidente al poder en 2019.

Además están dos destacados miembros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que gobernó El Salvador hasta 2019: el ex guerrillero José Luis Merino, conocido como “Comandante Ramiro”, ex legislador y ex viceministro de Inversión Extranjera, y Sigfrido Reyes, expresidente de la Asamblea Legislativa de El Salvador.

De Honduras aparecen seis integrantes del unicameral Congreso Nacional: Juan Carlos Valenzuela Molina, Welsy Milena Vásquez López, Milton Jesús Puerto Oseguera, Gustavo Alberto Pérez, Oscar Najera y Gladys Aurora López.

De Guatemala, hay dos legisladores, Boris Roberto España Cáceres, legislador desde 2012 y ex gobernador del departamento de Chinquimula, y Felipe Alejos Lorenzana, ex primer secretario del Congreso.

También está Carlos Danilo Preciado Navarijo, alcalde de Ocós, detenido en enero en Panamá por cargos de narcotráfico en Estados Unidos.

Otros guatemaltecos identificados son Acisclo Valladares, ex ministro de Economía y fugitivo de la justicia estadounidense por lavado de dinero del narcotráfico; Gustavo Adolfo Alejos Cambara, ex jefe de gabinete del expresidente Álvaro Colom (2008-2012); y Mario Amílcar Estrada Orellana, exlegislador y candidato presidencial en 2019, condenado en 2020 en Estados Unidos a 15 años de cárcel por narcotráfico.

Alina Dieste para AFP

SEGUIR LEYENDO: