Un estudiante con barbijo en el campus de la Universidad de Harvard en Massachusetts el 10 de marzo de 2020 (REUTERS/Brian Snyder)
Un estudiante con barbijo en el campus de la Universidad de Harvard en Massachusetts el 10 de marzo de 2020 (REUTERS/Brian Snyder)

Célebres universidades de Estados Unidos como Columbia, Berkeley o Harvard han cerrado sus puertas total o parcialmente debido al coronavirus, y están ofreciendo cursos por internet.

El gobierno de Donald Trump no ha decretado el cierre de ninguna institución en este país donde se han registrado al menos 791 casos y 27 muertes asociados al COVID-19. Estas instituciones, algunas privadas, han adoptado la decisión de manera independiente.

A pocos días del inicio de las vacaciones de primavera, que comienzan el fin de semana próximo, Harvard anunció que los cursos serán ofrecidos online desde que termine el asueto, el 23 de marzo.

La famosa universidad situada en la localidad de Cambridge, en el estado de Massachusetts, pidió a sus 36.000 estudiantes “no regresar tras las vacaciones de primavera” y seguir estudiando a distancia “hasta nueva orden”.

"El objetivo de estos cambios es minimizar la necesidad de juntarse en grandes grupos y pasar un tiempo prolongado en estrecha cercanía con otros", dijo el presidente de la universidad, Lawrence Bacow, en un mensaje publicado en el sitio web de Harvard.

En Italia, Irán, India, Corea del Sur o Japón, los países más afectados por la epidemia después de China, los gobiernos han dado vacaciones a sus estudiantes. La UNESCO estimó el 5 de marzo que había casi 300 millones de alumnos sin clases en 13 países debido al virus, pero desde entonces la cifra sigue aumentando.

En Estados Unidos las medidas corresponden hasta ahora a cada institución educativa.

El MIT, el Instituto de Tecnología de Massachusetts, también en Cambridge, anuló todas las clases con muchos alumnos hasta el fin del año escolar el 15 de mayo, y aumentó los cursos en línea.

En Nueva York, las universidades de Columbia, New York University, Fordham y Hofstra anunciaron que pasarán a los cursos virtuales.

La universidad de Princeton, en Nueva Jersey, indicó que habrán cursos en línea hasta el 5 de abril y anuló todos los eventos previstos en el campus.

Al otro extremo del país, en California, al menos cinco universidades, incluidas la Universidad de California Los Angeles (UCLA), Berkeley y Stanford, suspendieron todos o la mayoría de los cursos presenciales.

“Aunque no hay casos confirmados en la UCLA en este momento, creo que es importante que las comunidades se cuiden unas a otras y que hagan lo mejor para nuestra comunidad global”, dijo el rector Gene D. Block en una declaración, y advirtió que todos los eventos atléticos en el campus se limitarán sólo al personal esencial. El campus de la UCLA permanece abierto, incluyendo viviendas, hospitales, clínicas y laboratorios de investigación.

La Universidad de California, Los Angeles (Foto: Facebook - @UCLA)
La Universidad de California, Los Angeles (Foto: Facebook - @UCLA)

Universidades, escuelas primarias y secundarias que aún no han comenzado a ofrecer cursos virtuales se preparan para hacerlo.

La escuela internacional de la ONU en Nueva York, UNIS, cerró sus puertas el lunes porque un profesor tiene neumonía, a la espera del resultado del test que podría confirmar el virus. Sus más de mil alumnos ya están tomando clases en línea.

Bill de Blasio, el alcalde de Nueva York, no ha cerrado las escuelas públicas. “No podemos cerrar todo debido a miedos excesivos”, dijo. “Quiero proteger a los niños más que a nadie, pero por todo lo que estamos viendo esta es una enfermedad que realmente no presenta un problema para nuestros niños”.

Pero el gobernador de Nueva York anunció el cierre de las escuelas situadas en una "zona de contención" de 1,6 km en New Rochelle, a 45' al norte de Manhattan, considerado el epicentro del virus en el estado.

Unas 40 universidades del país están ya dando cursos virtuales o planifican hacerlo, informó el Consejo de Educación de Estados Unidos. “Trabajo en educación desde los años 80 y nunca vi algo comparable”, dijo a la AFP uno de sus vicepresidentes, Brad Farnsworth. “Es muy difícil hacer planes a largo plazo”. La epidemia del virus SRAS, en 2003, es “sin duda” el caso más cercano, pero las universidades estadounidenses están mucho más afectadas por el coronavirus porque aceptaron desde entonces muchos más estudiantes internacionales, explicó.

En Estados Unidos hay unos 370.000 estudiantes chinos -un tercio del total de estudiantes extranjeros en universidades-, pero en 2002 eran muchos menos, dijo Farnsworth.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: