(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Un grupo de empleados de la empresa United Parcel Service (UPS) fueron acusados por una corte estatal de Tucson, en el estado de Arizona, de tráfico de drogas. Los trabajadores de la famosa compañía de envío y transporte de paquetería supuestamente ayudaron a importar y traficar cantidades masivas de drogas y aceites de vapeo falsificados desde México durante la última década.

La operación llegó a involucrar el tráfico de miles de kilos de marihuana y narcóticos semanalmente, los cuales eran entregados por narcotraficantes y distribuidos en distintos puntos de Estados Unidos. Las drogas eran escondidas en cajas de cartón, usualmente utilizadas para paquetería, y eran enviadas a través del sistema privado de United Parcel Service, según lo informado por The Washington Post.

El efectivo generado por la operación se usó para comprar casas opulentas, vacaciones, propiedades y vehículos de lujo, de acuerdo con las autoridades citadas por el rotativo. El líder de la operación fue identificado como Mario Barcelo, empleado de UPS y supervisor de despacho por 20 años. Él fue el encargado de diseñar el método para ocultar y transportar las drogas.

Supuestamente, el trabajador de 49 años aprovechó su posición como supervisor en las oficinas de distribución de Tucson, para garantizar que los envíos de drogas se cargaran en los camiones y fueran entregados a tiempo. Barceló no fue el único implicado, al menos 11 personas fueron arrestadas por su presunta participación en esta red.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Destaca Gary Love, otro supervisor de UPS, y los conductores Michael Castro y Thomas Mendoza, de 34 y 47 años de edad respectivamente, quienes enfrentan cargos de lavado de dinero, posesión de drogas y distribución. Los otros siete se enfrentan a cargos relacionados con el envío de las drogas y el manejo de escondites para los materiales ilícitos.

De acuerdo con el medio estadounidense, uno de los acusados, quien tendría 26 años de edad, es parte de una organización criminal mexicana dedicada al tráfico de drogas. Él y un asociado cobraron a los agentes encubiertos USD 2 mil por aceptar un envío de droga falsa y entregarla en Estados Unidos.

Según explicó The Washington Post, fue en 2017 cuando las autoridades estadounidenses identificaron a los conductores de UPS que traficaban la droga. Ese año, las autoridades intervinieron los teléfonos de los trabajadores e infiltraron oficiales encubiertos que se hicieron pasar por narcotraficantes. Asimismo, recabaron videos de los grupos durante sus conversaciones por WhatsApp.

La investigación señala que las autoridades de Tucson habían buscado a Barceló desde el 2009, pero "la compañía no había trabajado de manera proactiva”. Finalmente, fue detenido el 13 de noviembre. Este miércoles trascendió que cuatro de los trabajadores ya fueron acusados de tráfico de drogas.

Tráfico de drogas de México a EEUU

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Un estudio de la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) reveló que no existe en EEUU un solo competidor que cuente con la organización e infraestructura de los cárteles mexicanos para traficar, distribuir y vender marihuana, cocaína, metanfetamina, fentanilo y heroína, conforme a la demanda de los consumidores estadounidenses.

El documento destaca que, según la DEA, las organizaciones delictivas mexicanas controlan el comercio ilegal de metanfetamina, cocaína y heroína, en Chicago. Son las principales proveedoras de cristal (metanfetamina) en Washington; dominan el mercado de la heroína y metanfetaminas en Nueva Inglaterra; y la mayor fuente de abastecimiento de heroína en todo el estado de Georgia.

También especifica detalles de algunas de las principales bandas delictivas mexicanas, las drogas ilegales que suministran y los territorios dominados por cada una de ellas.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: