Elon Musk, fundador de SpaceX (REUTERS/Mike Blake)
Elon Musk, fundador de SpaceX (REUTERS/Mike Blake)

Elon Musk es uno de los empresarios más exitosos y conocidos del mundo. El CEO de Tesla y SpaceX, quien tiene un patrimonio de USD 22.300 millones, según las últimas estimaciones de Bloomberg, es notorio por su creatividad empresarial, su personalidad y hasta por uso de Twitter, donde frecuentemente habla con sus seguidores y se pelea con los medios. Además, es conocido por su afición a su trabajo y algunos atribuyen su exitoso a su estilo “workaholic” (adicto al trabajo) como jefe.

Musk tuvo sus inicios durante los años noventa, cuando empezó y vendió varias empresas que lo llevaron a convertirse en uno de los famosos “millonarios dotcom”, como se describía a los jóvenes que hacían su fortuna creando empresas de internet durante esa época. A los 27 años en 1999, el sudafricano vendió su la compañía Zip2 a Compaq por aproximadamente USD 300 millones. Después de eso, pasó a crear X.com, una compañía de pagos virtuales que pasó a llamarse PayPal. En 2002, eBay compró PayPal por USD 1.500 millones, convirtiendo al entonces joven Musk en uno de los primeros empresarios de Sillicon Valley en llegar a valer más de mil millones de dólares. Ese mismo año, el empresario fundó SpaceX, la compañía de naves espaciales que hoy cuenta con un valor estimado de USD 33 mil millones. Para el 2003, Musk creó a Tesla, la fabricadora de autos electrónicos que hoy tiene una capitalización de mercado de aproximadamente USD 57 mil millones.

Después de tantos años de emprendimientos exitosos, uno querría creer que el CEO ahora vive una vida más tranquila y delega mucho de su trabajo. Pero no es así. A pesar de ser un multimillonario que tiene 5 hijos, a Musk no le gusta tomarse vacaciones. "Las vacaciones te matarán”, dijo Musk.

Unos robots ensamblan las piezas de un auto eléctrico Tesla
Unos robots ensamblan las piezas de un auto eléctrico Tesla

En una entrevista con la revista estadounidense Recode Decode, Musk dijo que para construir con éxito sus nuevas empresas, tuvo que trabajar más de 100 horas a la semana por mucho tiempo. Y no mucho ha cambiado. En 2018, por ejemplo, se conoció que Musk estaba durmiendo en el piso de la fábrica de Tesla durante unas semanas donde la compañía debió hacer un gran esfuerzo para ponerse al día con la producción de los autos Model 3.

“Durante esas semanas, debo haber trabajado unas 120 horas o algo loco. Te volverás loco si trabajas 120 horas a la semana. Ahora solo hago 80 o 90 a la semana. Es bastante más manejable” dijo el empresario cuando le preguntaron de sus horarios. Eso significa que Musk debía pasar aproximadamente unas 17 horas por día trabajando, 7 días a la semana. No es la primera vez que él habla sobre su alocada rutina.

“No tengo tiempo para ir a casa y ducharme”, le dijo a Gayle King en CBS This Morning el año pasado. Pero además, justifica sus horarios diciendo: “No creo que los empleados deba experimentar dificultades mientras el CEO está como de vacaciones”.

Además de trabajar todo el tiempo, Musk, quien dice que solo ha intentado desconectar de su trabajo algunas veces, tuvo mala suerte lo que respecta a las vacaciones.

"En los últimos 12 años, solo intenté tomarme una semana libre dos veces”, dijo en 2015 en la televisión danesa. "La primera vez que me tomé una semana libre, el cohete Orbital Sciences explotó y el cohete [Virgin Galactic] de Richard Branson explotó esa misma semana.

“La segunda vez que me tomé una semana libre, mi cohete explotó”, dijo Musk. “La lección aquí es, no te tomes una semana libre”.

El CEO de Tesla, Elon Musk, habla durante la presentación del nuevo Tesla Model Y en Hawthorne, California, el 14 de marzo de 2019. (Foto de Frederic J. BROWN / AFP)
El CEO de Tesla, Elon Musk, habla durante la presentación del nuevo Tesla Model Y en Hawthorne, California, el 14 de marzo de 2019. (Foto de Frederic J. BROWN / AFP)

Anteriormente, cuando Musk intentó irse de luna de miel con su primera esposa, Justine, en septiembre de 2000, tuvo que enfrentar un serio problema profesional. En ese momento era CEO de X.com y los ejecutivos de la compañía no estaban satisfechos con su liderazgo. En un intento de echarlo de su propia compañía, los ejecutivos entregaron una carta de no confianza al directorio de la compañía que pedía la expulsión del sudafricano. Lo querían remplazar con Peter Thiel, otro de los fundadores de la compañía, y aprovecharon el viaje del empresario para poder actuar a sus espaldas. Cuando Musk llegó a luna de miel en Sydney, Australia, tuvo que volar inmediatamente de regreso a Palo Alto, California para hacerse cargo de la situación.

Pero quizás la experiencia de vacaciones más traumática del CEO se produjo cuando él y Justine decidieron intentar nuevamente tomarse unos días apara celebrar su luna de miel en diciembre de ese año. Musk había planeado un viaje de dos semanas a Brasil y Sudáfrica. Pero cuando arribaron a Sudáfrica, Musk contrajo una rara forma de malaria. Después de que dos hospitales lo diagnosticaron erróneamente, “estuvo muy cerca de morir”. Por suerte recibió tratamiento justo a tiempo pero la situación lo dejo traumado.

Esa es mi lección para tomar vacaciones”, dijo Musk. “Las vacaciones te matarán”.

(Fuente: CNBC)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: