México cerró su fase de preparación al Mundial con una derrota justa frente a Dinamarca, que venció con dos goles de Poulsen y Eriksen en la segunda parte y superó a un rival con varios suplentes y que estuvo gris.

EL Tri llegaba con dudas, por el estado físico de varios hombres y el escándalo mediático de la fiesta privada tras ganar a Escocia.

La prueba no resultó demasiado bien. México sufrió en la primera parte para superar la presión danesa, solo dominó el partido a ratos y apenas llevó peligro en ataque. Ochoa fue el mejor hombre del Tri en ese período y evitó un resultado adverso al descanso.

México estuvo inseguro atrás, sobre todo Héctor Moreno, con un par de pérdidas muy peligrosas. Herrera, que se había perdido un entreno por problemas personales, estuvo intermitente y firmó el primer tiro a puerta de su equipo pasada la media hora, detenido por Schemeichel, sin apenas trabajo.

(AFP)
(AFP)

Ambos seleccionadores le dieron una vuelta al equipo al descanso, sobre todo México. Osorio reservó a Herrera, Moreno y Guardado, y un antes del minuto 60, hizo otras tres modificaciones. Dinamarca, cuatro, buscando sobre todo soluciones en ataque.

México quiere llegar a Rusia en óptimas condiciones porque tiene la obligación de superar la fase de grupos, ya que es una de las tres selecciones que se ha clasificado a octavos de final los seis últimos Mundiales (Brasil y Alemania son las otras). No obstante, nunca ha pasado de esa fase y esa es su principal ilusión antes de viajar a Rusia, donde integrará el Grupo F junto a Alemania, Corea del Sur, Suecia.

 
 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: