Sin Messi, el Barcelona empató ante el Eibar en el Camp Nou y cerró un año para el olvido

Martin Braithwaite falló un penal y luego el VAR le anuló un gol por fuera de juego. Kike García marcó el 1 a 0, pero Dembélé igualó las acciones. El conjunto de Ronald Koeman quedó a siete puntos de los líderes

Barcelona vs. Eibar

Con Lionel Messi descartado y recuperándose de su lesión en el tobillo derecho, el Barcelona igualó 1 a 1 ante el Eibar, uno de los peores equipos del torneo. El cuadro azulgrana termina el año lejos de la cima de la tabal de posiciones, sin respuestas en lo futbolístico y con muchas preocupaciones de cara a 2021.

El cuadro catalán tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja temprano en el duelo, porque el VAR intervino antes de los 10 minutos para marcarle al árbitro una infracción contra Junior Firpo en el área que no había sido detectada inicialmente por el juez, quien tras revisar la acción cobró penal. Martin Braithwaite se hizo cargo de la ejecución pero su remate bajo y cruzado se fue demasiado ancho y por lo tanto el marcador no se movió.

El equipo de Koeman se mostró con pocas ideas ante un rival que se cerró atrás y apostó por el contragolpe. Bastante estático y sin espacios, el cuadro local comenzó a ahogarse en su propia circulación de pelota y esto le dio más confianza al Eibar que empezó a salir del asedio.

A los 25 minutos, parecía que Braithwaite había tenido su revancha, porque pudo empujar la pelota a gol tras una corrida por izquierda de Junior Firpo. Sin embargo, el VAR anuló la acción por un fuera de juego milimétrico. Los últimos momentos de la primera mitad, dejaron la imagen de un equipo azulgrana pálido en el juego, habiendo perdido hasta la posesión del balón y sin rebeldía en el campo, algo que se le reclamó a estos jugadores en varias oportunidades a lo largo de 2020.

El Eibar rescató un empate vital en su lucha por mantener la categoría (EFE)
El Eibar rescató un empate vital en su lucha por mantener la categoría (EFE)

Para el complemento, el entrenador holandés desarmó la línea de tres en el fondo. Mandó a la cancha a Ousmane Dembélé en lugar de Sergiño Dest y volvió a los cuatro defensores con Óscar Mingueza como lateral derecho.

Esos cambios le cambiaron la imagen al equipo que empezó a tener profundidad, sobre todo por el francés quien pateó al arco dos veces en los primeros cinco minutos, pero luego se perdió un mano a mano inmejorable quien definió al cuerpo del arquero.

Cuando parecía que el Barcelona dominaba, llegó lo inesperado. Ronald Araújo, quien hasta aquí no había mostrado fallas, se distrajo cuando tenía el balón en su poder y estaba parado como último hombre, perdió la noción de donde estaba el esférico y el delantero Kike García aprovechó para quitársela con facilidad, escapar cara a cara con Ter Stegen y definir para el 1 a 0.

Koeman sacó de inmediato a Griezmann y a Pjanic para darle minutos a Coutinho y a Trincao, para ir por el triunfo. A los 22, 10 minutos después de sufrir el 0-1, el conjunto catalán tuvo su premio en un desborde de Junior Firpo por izquierda que acabó con una pelota cruzada hacia el otro lado del área en donde esperaba Dembélé, quien definió a colocar con su pierna derecha y gritó el empate.

Sobre el final, Koeman mandó al campo de juego a Riqui Puig, ya con el equipo completamente desarmado y buscando de alguna manera llegar al segundo tanto, algo que no terminó sucediendo por lo que el Barcelona volvió a dejar puntos en el camino en una Liga que parece ya imposible. Lo peor además fue que Coutinho acabó lesionado y se espera por el parte médico que se dará a conocer en las próximas horas.

Son siete puntos de ventaja los que le lleva el Real Madrid y el Atlético, éste con dos partidos menos. La próxima presentación del cuadro culé será el 3 de enero ante el Huesca, otro de los conjuntos más débiles del actual certamen.

Messi vivió el partido desde las gradas (Reuters)
Messi vivió el partido desde las gradas (Reuters)

El año del Barcelona será dificil de olvidar, no por la gloria a la que estaba acostumbrado, sino por las penurias. El equipo no levantó ningún trofeo, despidió a dos entrenadores, sufrió una humillante eliminación de la Champions League por 8 a 2 ante el Bayern Múnich, perdió los dos clásicos que disputó contra el Real Madrid y terminó lejos de la cima de la tabla de posiciones.

En el horizonte, más allá de los compromisos por La Liga, el elenco azulgrana deberá enfrentarse en febrero por la Champions League ante el París Saint-Germain (PSG), en los duelos de los octavos de final. Por ese motivo el plantel deberá cambiar el chip para que el próximo año no vulva a suceder lo que ocurrió en 2020 y deberán mejorar en las próximas semanas para afrontar semejante cotejo.

ESTADIO: Camp Nou

POSICIONES:

MÁS SOBRE ESTE TEMA: