A más de cuatro meses de la goleada ante el Bayern Múnich, Quique Setién aseguró que el Barcelona estaba mejorando: “Son datos objetivos”

El entrenador dirigió 25 partidos al cuadro azulgrana, sumó 16 victorias, cuatro empates y cinco derrotas. Su equipo convirtió 59 goles y sufrió 27, ocho de ellos ante el cuadro alemán por la Champions League

Setién no ha vuelto a trabajar tras haber sido despedido del Barcelona (Reuters)
Setién no ha vuelto a trabajar tras haber sido despedido del Barcelona (Reuters)

Quique Setién, ex entrenador del FC Barcelona, afirmó que ha superado el mal trago que tuvo que pasar tras haber sido despedido por el conjunto azulgrana el pasado verano y aseguró que no se arrepiente de aceptar ese banquillo hace casi un año. El técnico cántabro participó en el Boxing Day Solidario de la Federación Gallega de Fútbol, una charla telemática en la que valoró su corta etapa en el Barcelona.

”Ya tengo superado el luto que tuve que pasar por lo que sucedió en Barcelona, pero esto es un accidente, uno más que lo tomas como parte de tu trabajo”, comentó. El español reconoció que su vida le ha cambiado por haber estado en el equipo catalán, aunque trata de que todo sea igual que antes: ”Si consigues vivir un poco aislado de todo el entorno, que es lo que he hecho, puedes vivir de una forma más o menos tranquila. He cambiado de teléfono, te paran por la calle, te solicitan entrevistas, pero intento seguir siendo el mismo”, explicó.

Afirmó que de esos meses en el Barcelona, al que llegó en enero y del que se desligó en agosto, se queda con buenos y malos recuerdos, igual que en equipos como el Betis, Las Palmas o el Lugo.

”La experiencia fue extraordinaria. Es verdad que no disfrutamos lo que nos hubiera gustado, y con esa ilusión iba desde el principio, pero te has encontrado cosas que realmente eran bastante complicadas. Desde luego que volvería al Barcelona y nunca me arrepentiría de haber ido. En absoluto”, respondió al ser preguntado sobre si hubiera hecho lo mismo si volviera atrás en el tiempo.

Los goles de Bayern Múnich 8-2 Barcelona

De los 25 partidos en el Barcelona, se mostró contento con los cambios que estaba logrando su cuerpo técnico: ”Los datos demostraban que estábamos consiguiendo mejorar algunos registros desde el principio: recuperar muchos más balones en campo rival, tener posesiones mucho más largas, controlar mucho mejor las contras o tener muchas más finalizaciones. Son datos objetivos”, dijo. No obstante, admitió que luego no consiguieron algunos otros registros que proponían y matizó que en algunos casos el actual entrenador, Ronald Koeman, tampoco lo está consiguiendo.

Vale recordar que su salida del cuadro catalán se dio luego de que el Bayern Múnich lo humillara 8-2 en Lisboa por los cuartos de final de la Champions League, torneo que su equipo aspiraba a conseguir, pero que finalmente quedó en manos del cuadro germano.

Respecto a su relación con los jugadores a lo largo de su carrera en los banquillos sostuvo que nunca tuvo “problemas salvo con tres o cuatro en 14 años”.

Quique Setién no pudo hacer brillar a Messi, pese a que esa era su meta (Reuters)
Quique Setién no pudo hacer brillar a Messi, pese a que esa era su meta (Reuters)

Setién contó que ahora juega al tenis, hace bicicleta, practica pádel y lee mucho, así que los días se le “quedan cortos”. También ve fútbol, aunque selecciona los partidos que quiere observar, entre ellos, algunos de la Real Sociedad. Del torneo actual señaló que la igualdad viene dada de que “los equipos están muy, muy trabajados”.

”Aunque los grandes jugadores suelen marcar diferencias, cada vez les cuesta más porque se preparan muy bien los partidos. Hay un trabajo extraordinario en lo táctico y en la preparación física. Es verdad que en muchos casos el fútbol no es tan vistoso, pero es más incierto el resultado. Salvo los partidos de Madrid y Barcelona, hay mucha igualdad”, comentó.

El ex entrenador del Betis afirmó insistió en que “nunca” ha pensado que el esquema de juego sea lo más importante, “sino la capacidad de los jugadores para entender lo que propones y la coordinación entre ellos”. ”He tenido muchos jugadores muy inteligentes, incluso jugadores inteligentes que no tenían un gran talento con el balón ni destacaban técnicamente, pero que siempre hacían lo que tenían que hacer o lo que sabían hacer. En el Lugo, por ejemplo, Fernando Seoane. Es de los jugadores más inteligentes que he tenido en un campo de fútbol”, aseguró.

Cuestionado sobre si tiene prisa por volver a un banquillo, dijo que no está “incómodo ni sufriendo” y que de lo que le llegue dependerá si vuelve a entrenar o no.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con información de EFE