El excéntrico regalo de Navidad que se hizo Zlatan Ibrahimovic: se compró un bosque de mil hectáreas por una millonaria cifra

El sueco se encuentra en su país natal recuperándose del desgarro que sufrió en el sóleo de su pierna izquierda

El excéntrico regalo de Navidad que se hizo Zlatan Ibrahimovic (Foto Reuters/ Daniele Mascolo/ File Photo)
El excéntrico regalo de Navidad que se hizo Zlatan Ibrahimovic (Foto Reuters/ Daniele Mascolo/ File Photo)

Acostumbrado a ser noticia tanto fuera del campo como adentro, gracias a su fuerte personalidad y declaraciones polémicas, Zlatan Ibrahimovic sorprendió esta vez con un excéntrico regalo que el propio jugador se hizo para Navidad: desde Suecia aseguran que se compró un bosque en una exclusiva zona del país nórdico.

Luego de protagonizar un gran inicio de temporada al ser el goleador y figura del Milan, único líder e invicto de la Serie A de Italia, Ibra decidió pasar unos días de descanso en su país natal para celebrar las fiestas allí junto con su familia y poder rehabilitarse de la mejor manera del grave desgarro que sufrió en el sóleo izquierdo. Fue así que el jugador de 39 años eligió la zona de Åre, un pueblo de montaña próximo a la frontera con Noruega, para reposar en una casa de campo que tiene allí.

Pero la novedad fue que, este último invierno, Ibracadabra decidió invertir en la adquisición de un bosque de más de mil hectáreas de terreno en las cercanías de su hogar. Según señalaron los medios locales, lo obtuvo a cambio de tres millones de euros y con el objetivo de poder cazar y pescar en paz, sin que nadie lo moleste. Para ello, ha obtenido todos los permisos para llevar a cabo estas prácticas, además de poder utilizar a su antojo una moto de nieve.

No es la primera vez que el sueco destina gran parte de sus ingresos al propósito de disfrutar de estas disciplinas silvestres: sin ir más lejos, en 2019 se hizo propietario de una lujosa estancia en Tvaradalen con el mismo fin. Algo por lo que ya fue criticado en el pasado, cuando en 2014 se viera inmerso en una gran controversia al matar a un alce de más de 500 kilos en un bosque.

Consultado sobre su rol en estas épocas del año, Zlatan respondió fiel a su estilo: “Para mí nunca pido nada. Soy yo Papá Noel, soy yo quien trae regalos a mis 27 hijos: dos están en Suecia y 25 en Milanello”.

Cabe recordar que el delantero recién podría volver a jugar a fines de enero, cuando se estima que ya estará recuperado de su lesión. Tras 14 fechas disputadas, el Rossonero se ubica en la cima de la tabla con 34 unidades, producto de 10 victorias y 4 empates. Ibrahimovic acumula 10 goles en apenas seis encuentros disputados, ya que se perdió la mayoría por coronavirus y este último desgarro.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: