Tras el pedido de postergación, la Conmebol anunció que Colombia no será sede de la Copa América

El ministro de Deportes había solicitado el aplazamiento del certamen que co-organiza junto con la Argentina para que pueda celebrarse con público, sin embargo el ajustado calendario impidió que se diese lugar a la solicitud

La Copa América 2021 no se jugará en Colombia  (Foto: Conmebol)
La Copa América 2021 no se jugará en Colombia (Foto: Conmebol)

Finalmente Colombia no será sede de la Copa América 2021. Así lo dictaminó la Conmebol en un comunicado emitido este jueves en donde agradeció los esfuerzos del país por querer llevar adelante el megaevento, que sigue con Argentina como organizador.

“Por razones relacionadas al calendario internacional de competiciones y a la logística del torneo, resulta imposible trasladar la Copa América 2021 al mes de noviembre”, señala el escrito emitido por la entidad presidida por Alejandro Domínguez. “La CONMEBOL agradece el entusiasmo y el empeño puestos por el presidente de la República de Colombia, Sr. Iván Duque y sus colaboradores, así como por el presidente de la Federación Colombiana de Futbol, Ramón Jesurún, y su equipo. Es seguro que en el futuro surgirán nuevos proyectos en conjunto para el crecimiento del fútbol colombiano y sudamericano”.

A su vez, señala que “se informará en los próximos días la relocalización de los partidos que debían disputarse en Colombia”. Por el momento, Argentina sería la única sede, aunque no se descarta sumar a Paraguay o a Uruguay.

La situación social y sanitaria que atraviesa Colombia llevó a sus dirigentes a pedirle a la Conmebol el aplazamiento del torneo que debe celebrarse entre el 13 de junio al 10 de julio. Así lo anticipó Ernesto Lucena, ministro de Deportes, ante los medios locales este jueves: “Creemos que lo más importante de un evento de esta magnitud es el aforo del público y, cómo lo ha dicho el presidente de la Argentina (Alberto Fernández) y como lo hemos reiterado nosotros, en este momento la imposibilidad de tener aforo hace que la Copa no sea un evento con el que todos soñamos”, explicó.

Esta semana hubo fuertes protestas en Colombia (Reuters)
Esta semana hubo fuertes protestas en Colombia (Reuters)

Además de la situación epidemiológica por la pandemia de coronavirus, el país sudamericano es foco de continuas manifestaciones y protestas en diversos puntos de su territorio desde el 28 de abril pasado. “Empezamos un trabajo hace más de dos años con el presidente Mauricio Macri, estaba prevista el año pasado y se pospuso, y en este 2021 hemos dicho que estamos firmes para adelantarla”, había declarado el presidente Iván Duque, en medio de la tensión social reinante con su gobierno.

La Argentina podría entonces ser la sede única en el certamen que se llevará a cabo a partir del mes que viene (se extenderá desde el 13 de junio al 10 de julio). En ese caso, sumaría dos sedes (el estadio San Juan del Bicentenario y el Ciudad de La Plata; también se especula con el estadio Libertadores de América de Independiente). Por el momento tampoco hay que descartar que se incorpore otro Estado organizador como Paraguay o Uruguay. Vale mencionar que en territorio cafetero deben disputarse compromiso en los estadios Atanasio Girardot de Medellín, Metropolitano de Barranquilla, Pascual Guerrero de Cali y El Campín de Bogotá.

"La Copa de la Sangre", el lema de una bandera en una protesta de activistas contra la Copa América en Colombia en las puertas del estadio El Campín de Bogotá (REUTERS/Nathalia Angarita)
"La Copa de la Sangre", el lema de una bandera en una protesta de activistas contra la Copa América en Colombia en las puertas del estadio El Campín de Bogotá (REUTERS/Nathalia Angarita)

Todo esto ocurre a menos de un mes del puntapié inicial con el duelo entre Argentina y Chile programado para el 13 de junio en el estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti de Buenos Aires.

Según pudo averiguar Infobae, algunas de las selecciones que iban a presentarse por el Grupo A en Colombia ya estaban rearmando su logística y cambiando sus vuelos en los últimos días tras haber sido alertados de la posible mudanza a Argentina.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, había anticipado que la Copa América no corría peligro independientemente de que se disputara con o sin público. El mes pasado Alberto Fernández, presidente argentino, había sido cauteloso contemplando la cuestión epidemiológica: “Yo no quiero frustrar el espectáculo de la Copa América, pero quiero que seamos muy sensatos, muy cuidadosos. Si se hace, habrá que extremar todos los cuidados”. Y frente a la posibilidad de organizarla en soledad, abrió las puertas pero sosteniendo su idea de exigentes protocolos sanitarios: “Si la Conmebol nos dice, yo estoy dispuesto a estudiarlo, pero necesito garantizarme los protocolos”.

En las últimas horas un grupo de activistas se había hecho presente en las puertas de El Campín de Bogotá para expresar su disconformidad con la realización del evento al mismo tiempo que se replicaban las manifestaciones en Colombia. Plantaron banderas y pancartas con letreros que rezaban “La Copa de la Sangre” y “La pelota no se mancha”. Esto se originó después de que varios partidos por la Copa Libertadores y Sudamericana que tuvieron lugar en la región corrieron riesgo de ser suspendidos, fueron detenidos momentáneamente durante su desarrollo por los disturbios en las inmediaciones y hasta se reprogramaron en otras sedes (en otros países) para garantizar la seguridad del espectáculo.

SEGUIR LEYENDO: