El brutal golpe con el que Canelo Álvarez le rompió el pómulo a Saunders: “Sabía que ya no iba a salir a pelear”

El boxeador británico no pudo regresar al noveno asalto y el mexicano logró imponer su poderío y alzar su tercer cinturón en simultáneo

El mexicano Saúl Canelo Álvarez derrotó este sábado por nocaut técnico al inglés Billy Joe Saunders tras ocho asaltos para arrebatarle el título supermediano de la Organización Mundial de Boxeo. Con el triunfo, el boxeador de 30 años sumó el cinturón de la OMB a los del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) que ya poseía.

Después de recibir una paliza en el octavo round, Saunders terminó con el ojo derecho cerrado y pidió, a través de su esquina, no salir al combate que se desarrolló en el AT&T Stadium de Arlington (Texas) ante más de 73.000 aficionados, récord de asistencia en una pelea en escenario cerrado en Estados Unidos.

Fue un pleito emotivo en el que, luego de un primer round de estudio, en el segundo Álvarez comenzó a castigar con su mano derecha al estómago. El europeo intentó marcar diferencia con el ‘jab’, y conectó buenos impactos ante un rival paciente, mejor en los contragolpes, pero fue en el octavo donde las cosas iban a cambiar radicalmente.

Saúl "Canelo" Álvarez celebró junto a un miembro de su equipo tras derrotar a Billy Joe Saunders (Usa Today Sports)
Saúl "Canelo" Álvarez celebró junto a un miembro de su equipo tras derrotar a Billy Joe Saunders (Usa Today Sports)

El octavo asalto se produjo el fatídico golpe, cuando las acciones entre los peleadores parecían emparejarse. Saunders trató de anticipar un gancho del mexicano agachándose y fue allí, después de observar ese movimiento y en una fracción de segundos, cuando Canelo ejecutó un brutal upper que se estrelló sobre su ojo derecho.

El gancho que conectó Canelo provocó que el pómulo del boxeador británico inmediatamente comenzara a inflamarse, por lo que Saunders se alejó hacia las esquinas con la finalidad de ya no recibir más golpes.

Posterior al asalto, Saunders fue revisado por su entrenador Mark Tibbs y este, al ver la seriedad de la lesión, decidió no permitirle continuar con el encuentro. Además, para ese entonces, el peleador ya no podía abrir el ojo.

Saunders fue trasladado inmediatamente al hospital. “No podía ver, hablé con Mark Tibbs y dijo que no podía ver, no lo dejó salir”, señaló su promotor Eddie Hearn. “Creo que Billy peleó muy bien, pero Canelo es bastante fuerte, rompió su cuenca del ojo. Fue muy bueno, muy bueno. Sin embargo, fue una buena pelea de Billy Joe Saunders, vino a ganar”.

Saunders no pudo regresar al noveno round (Foto: Twitter@DAZNBoxing)
Saunders no pudo regresar al noveno round (Foto: Twitter@DAZNBoxing)

“Creo que le quebré el pómulo. Llegué a la esquina y le dije a Eddy: ‘Le quebré el pómulo y ya no va a salir’. La verdad la pelea no fue tan difícil como lo esperaba, pero ahí es donde me doy cuenta que mi preparación es buena y mejor día a día”, reconoció Canelo al término del combate.

“Debía tener paciencia ante un rival zurdo que se mueve mucho y fue lo hicimos. Se los dije desde antes, desde el 7 u 8 round iba a empezar a hacer mi pelea”, explicó el mexicano y agregó: “Iba ganando round por round, la pelea iba a empezar después del 6 o 7 pero sabía que se iba a dar. La gente me da la motivación, esto es para ellos. Solo quiero decirles que muchas gracias a todos”.


SEGUIR LEYENDO