Toto Wolff reveló intimidades de la histórica guerra entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg en Mercedes

El directivo de la escudería alemana habló de la recordada rivalidad que se produjo entre sus pilotos las drásticas medidas que estuvo a punto de tomar

Lewis Hamilton fichó por Mercedes en 2013, en donde ya estaba Rosberg desde el 2010 (Reuters)
Lewis Hamilton fichó por Mercedes en 2013, en donde ya estaba Rosberg desde el 2010 (Reuters)

No todo fue siempre color de rosas en el equipo de Mercedes, que encadena ya siete años ininterrumpidos de títulos. Por más que la escudería haya dejado su huella a base de triunfos, fue después del 2016 cuando empezó a encontrar cierta estabilidad puertas adentro.

La temporada del 2013 fue el escenario de un cambio radical en la entidad. Junto con la salida de Michael Schumacher se dio paso a la llegada de Lewis Hamilton para ocupar ese monoplaza y el arribo de Toto Wolff como nuevo director ejecutivo.

A partir de ese momento las piezas parecían que iban a encajar ya que al lado del británico iba a estar su amigo de toda la vida Nico Rosberg, con el que también compartió experiencias en su etapa en kartings.

Pero aquella rivalidad amistosa, mutó a una feroz lucha por la corona, dándole un gran dolor de cabeza a la escudería. Hoy, cinco años después, el propio directivo austriaco reveló algunas intimidades sobre esa disputa.

Su lucha durante los tres años que compartieron equipo fue muy dura en lo psicológico (Prensa Mercedes).
Su lucha durante los tres años que compartieron equipo fue muy dura en lo psicológico (Prensa Mercedes).

“Fue muy difícil porque entré en el equipo como un recién llegado a la Fórmula 1, y Nico y Lewis habían estado en el deporte por mucho más tiempo”, reconoció Wolff a The High Performance Podcast, sobre su llegada a la Flecha Plateada.

El primer cruce que se evidenció públicamente fue el que ambos corredores protagonizaron en el de Spa 2014, cuando colisionaron entre sí: “Sentí que había un comportamiento egoísta, dije que, ‘la próxima vez que te acerques al otro auto (tu compañero de equipo) pienses en la marca Mercedes, pienses en individuos individuales en el equipo, piense en Dieter Zetsche, el CEO de Mercedes. Eso probablemente cambiará su forma de actuar; no vas a poner a tu compañero de equipo contra la pared”, explicó.

La rivalidad era tan grande que el propio Wolff consideró la posibilidad de suspenderlos si volvía a pasar: “Siempre dejé en claro que si esto sucediera con regularidad y yo pudiera ver un patrón, entonces no tengo miedo de hacer que alguien se pierda las carreras”.

“Lo que más quieren los pilotos es competir en un coche. Siempre debes tener muy claro que compites si entiendes el juego de equipo. Es mucho más difícil porque solo hay dos pilotos en el equipo y no es fácil encontrar un reemplazo y un reemplazo en ese nivel. Pero estoy dispuesto a sacrificar una carrera o dos solo para dejar en claro a todas las generaciones futuras que conducirán para Mercedes que eso no es así”, añadió.

Toto Wolff llegó a la dirigencia de Mercedes en abril del 2013 (Reuters)
Toto Wolff llegó a la dirigencia de Mercedes en abril del 2013 (Reuters)

La competencia entre ambos siguió y Hamilton se impuso tanto a Rosberg como al resto de la parrilla en 2014 y 2015, pero en 2016 el reinado iba a cambiar. Fue en esa temporada cuando esta rivalidad alcanzó su punto más álgido con distintos altercados en el GP de Austria y el de España. Finalmente el alemán se alzó con la corona por delante del británico en una lucha que se definió en la última carrera.

“Eso pasó, pero no pude cambiarlo, porque los conductores fueron contratados antes de que yo llegara. Nadie pensó realmente, ‘¿Cuál es la dinámica entre los dos, cuál es el pasado entre los dos?’. Había mucho contexto histórico que ninguno de nosotros conocía y nunca se sabrá”, aseguró Toto Wolff.

Nico Rosberg abandonó la F1 después de conseguir el título en 2016 (Efe)
Nico Rosberg abandonó la F1 después de conseguir el título en 2016 (Efe)

“No estoy seguro de que la hostilidad haya sacado lo mejor de ambos, porque eso es negatividad, y todavía tienes que ser un jugador de equipo. Si la sala de sesiones informativas está llena de negatividad porque los dos conductores son hostiles entre sí, eso se extenderá a la energía de la sala, y eso no es algo que volveré a permitir”, sentenció.

Tras ese campeonato, Rosberg abandonó la Fórmula 1 y, después de una ardua tarea, Valtteri Bottas fue el elegido para reemplazarlo. A partir de allí la situación en la escudería pareció volver a la normalidad con un finlandés aceptando las reglas.

Desde ese entonces, Hamilton sumó cuatro títulos de forma consecutiva (alcanzando los siete a nivel personal). “Estamos tratando de mantener la dinámica positiva en el equipo. Y si ya no funciona, está bien. Si volviéramos a fallar, está bien, pero luego cambiaremos la alineación de pilotos”, advirtió Wolff en el caso de que volviera a producirse una disputa de poder entre sus corredores.


SEGUIR LEYENDO