Creó proezas extremas sobre el skate, inspiró un videojuego con el que ganó millones y Los Simpson le dedicaron un capítulo: la historia de Tony Hawk

Hiperactivo, a los ocho años ya tenía mentalidad de adulto. Se transformó en el mejor skater del mundo, llegó a ser millonario, pero dilapidó su fortuna y le quedó el dinero suficiente para comer por cinco dólares por día. Sin embargo, resurgió con los X Games y sigue sorprendiendo con su talento a los 52 años

TE PUEDE INTERESAR