Fórmula 1: Checo Pérez ganó el GP de Sakhir con espectacular remontada desde el último lugar

El piloto mexicano triunfó en una carrera inolvidable, la penúltima suya con la escudería Racing Point

Sergio Pérez ganó su primera carrera de Fórmula 1 (REUTERS/Hamad I Mohammed)
Sergio Pérez ganó su primera carrera de Fórmula 1 (REUTERS/Hamad I Mohammed)

El piloto mexicano Sergio Pérez, en su penúltima carrera con la escudería Racing Point y sin un equipo para la próxima temporada, consiguió el domingo la primera victoria de su carrera en la Fórmula Uno en un extraordinario Gran Premio de Sakhir en Baréin.

El francés Esteban Ocon de Renault terminó segundo y con lágrimas en los ojos, seguido por el canadiense Lance Stroll de Racing Point, debido a que los campeones Mercedes arruinaron su carrera con una fallida detención en pits y por algo de mala suerte.

“Espero no estar soñando. He estado diez años deseando que llegase este momento”, dijo Pérez con los ojos cerrados y mirando al cielo en el podio mientras sonaba el himno mexicano.

“Después de la primera vuelta, la carrera había terminado, pero se trataba de no rendirse, recuperarse. La suerte no nos ha acompañado durante esta temporada, pero creo que hoy ganamos por méritos propios”.

En el Gran Premio de Sakhir, Baréin, Sergio Pérez corrió su penúltima carrera con la escudería Racing Point (REUTERS/Bryn Lennon)
En el Gran Premio de Sakhir, Baréin, Sergio Pérez corrió su penúltima carrera con la escudería Racing Point (REUTERS/Bryn Lennon)

Pérez hizo un trompo y se salió de la pista en la primera vuelta tras un choque que sacó de la carrera a Max Verstappen de Red Bull y a Charles Leclerc de Ferrari.

La lucha del mexicano por remontar después de entrar a pits, desde el puesto 18 hasta una emotiva victoria, fue propia de un relato de fantasía.

La victoria es la primera del equipo bajo el nombre Racing Point, y la primera para la escudería con sede en Silverstone desde que el italiano Giancarlo Fisichella ganó en Brasil en 2003, cuando era conocida como Jordan.

George Russell, quien reemplazó a Lewis Hamilton en Mercedes después de que el siete veces campeón del mundo dio positivo por COVID-19, tuvo la posibilidad de ganar, pero un pinchazo cerca del final arruinó sus esperanzas cuando le descontaba tiempo a Pérez.

El británico lideró durante gran parte de la carrera, pero terminó noveno y con la vuelta más rápida, el único consuelo para el piloto que normalmente corre por Williams y que sumó puntos por primera vez en su carrera.

“Estoy absolutamente destrozado”, comentó. (Reporte de Alan Baldwin en Londres, Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Seguí leyendo:

Con información de Reuters.