La jugada que podría haber cambiado el destino de la final entre Real Madrid y Atlético: la brutal patada de Valverde a Morata

Sobre el final del tiempo suplementario, el futbolista uruguayo del conjunto Merengue cortó con una dura infracción la corrida del delantero del elenco Colchonero, que se iba en soledad hacia el arco. La falta le valió la expulsión, pero aún así fue premiado como MVP del partido

Expulsión de Federico Valverde ante el Atlético Madrid

La tensión iba en aumento. A falta de cinco minutos para el final del tiempo suplementario, Atlético y Real Madrid empataban 0-0 y crecía la incertidumbre respecto de quién se alzaría con el título de campeón de la Supercopa de España. Fue en ese momento cuando ocurrió una jugada que podría haber cambiado la historia y el destino del trofeo, que finalmente quedó en manos del conjunto Merengue.

Los dirigidos por Diego “Cholo” Simeone contaron, a los 114 minutos del encuentro, con un veloz contragolpe en el que el elenco de Zinedine Zidane quedó mal parado. Fue así como la pelota le quedó a Álvaro Morata, que inició la corrida en soledad hacia el arco defendido por Thibaut Courtois. De atrás lo persiguió el uruguayo Federico Valverde, que, para cortar ese ataque, apeló a un brutal infracción: le dio una dura patada de atrás al delantero del Atlético.

Morata cayó al suelo con evidentes muestras de dolor y el árbitro José Sánchez no tuvo más opción que mostrarle la tarjeta roja a Valverde. La acción derivó en una serie de empujones e insultos entre los jugadores de ambos equipos, con el argentino Ángel Correa como uno de los más ofuscados. El rosarino increpó al jugador del Real Madrid antes de que abandonara el campo de juego por la dureza con la golpeó a su compañero.

Al salir de la cancha, Valverde se llevó el saludo de Zidane y también el de Simeone.

Morata se iba en velocidad hacia el arco cuando Valverde lo bajó con una durísima patada de atrás (REUTERS)
Morata se iba en velocidad hacia el arco cuando Valverde lo bajó con una durísima patada de atrás (REUTERS)

De esa falta provino un tiro libre que Kieran Trippier estrelló en la barrera. Fue así como para el Atlético Madrid se esfumó la chance de quedarse con el título.

No debí hacerlo, pero era lo único que me quedaba hacer por el equipo. Pensé en hacer otras cosas antes que pegarle una patada, pero me quedó eso. Le fui a pedir disculpas porque creo que no se debe hacer eso”, dijo Valverde una vez finalizado el encuentro.

La polémica se encendió una vez terminado el encuentro cuando, luego de la victoria del Real Madrid en la tanda de los penales, Valverde fue premiado como el MVP (mejor jugador) de la final. A pesar de la expulsión, los organizadores valoraron el buen desempeño que tuvo el futbolista del Merengue durante los casi 115 minutos que estuvo en cancha.

“No sorprende a nadie, está progresando muchísimo”, dijo Zidane sobre el galardón que recibió el uruguayo. Y sobre, la falta que le cometió a Morata, señaló: “Sabemos la persona que es Fede y ya le pidió disculpas a Álvaro porque se conocen muy bien. En su momento era lo que había que hacer y lo hizo bien”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Real Madrid venció a Atlético en los penales y es campeón de la Supercopa de España

Solo y en el área chica: la clara oportunidad de gol que dilapidó Federico Valverde en la Supercopa de España entre Real Madrid y Atlético

La primera Supercopa de España en Arabia sin campeón de Liga ni de Copa


MAS NOTICIAS