La primera Supercopa de España en Arabia sin campeón de Liga ni de Copa

El Real Madrid y el Atlético se enfrentarán el domingo en la primera final de la Supercopa de España, que por primera vez no jugarán el domingo en la ciudad saudí de Yedá ni el campeón de Liga ni el ganador de la Copa del Rey, tras las eliminaciones de Barcelona y Valencia.

Tradicionalmente, desde su creación en 1982, el trofeo se disputaba entre los ganadores de la Copa del Rey y de la Liga, permitiéndose que el subcampeón de Copa ocupará el lugar del campeón si un mismo equipo se hacía con Liga y torneo del KO.

Este fue el caso en 2015 cuando el Athletic de Bilbao jugó y ganó este trofeo contra el Barcelona, como subcampeón de la Copa del Rey, después que el Barça se hubiera alzado con Liga y Copa en aquella temporada.

Pero, la modificación del formato para convertir el trofeo en una final a cuatro con campeón y subcampeón de la Liga y finalistas de la Copa del Rey hará que la Supercopa acabe en manos de un equipo que no ha ganado ninguna de las dos competiciones que dan acceso al mismo.

Otra novedad para un trofeo tradicionalmente disputado en verano, pero que con su traslado a Arabia por tres temporadas, se juega a principios de enero, revitalizando una Supercopa que languidecía.

De esta manera, no jugarán la final del domingo en el estadio King Abdullah de Yedá, ni el Barcelona, campeón de la pasada Liga, ni el Valencia, ganador de la Copa del Rey.

El Barça, vigente campeón de la Supercopa, cayó el jueves 3-2 ante el Atlético de Madrid (subcampeón de Liga) y el Valencia perdió 3-1 con el Real Madrid, que entró en esta nueva modalidad de Supercopa como el semifinalista de Copa del Rey con mejor historial.

- Extraña final -

El equipo blanco ocupó la plaza que habría debido tener el finalista de la Copa del Rey pasada, pero al tratarse del Barcelona, que ya estaba clasificado como campeón de Liga, el puesto fue para el Real Madrid.

El técnico del Barça, Ernesto Valverde, se había quejado la víspera de su encuentro con el Atlético del nuevo formato de la Supercopa y su celebración en Arabia.

"Se me hace extraño jugar la Supercopa con cuatro equipos", había afirmado Valverde, antes de añadir que "si tengo que elegir prefiero el formato anterior".

Respecto a que se celebre en Arabia una Supercopa española, el entrenador azulgrana consideró que "nosotros estamos metidos en la industria del fútbol, que está buscando fuentes de ingresos, por eso estamos aquí".

En cambio, su homólogo del Atlético de Madrid, Diego Simeone, se mostró ilusionado con la posibilidad de ganar el primer título del año el domingo y no duda en ningún momento de la legitimidad del próximo campeón, pese a que los finalistas no ganaran nada el pasado año.

"Por supuesto, porque la Federación ha cambiado el formato del torneo", aseguraba Simeone el jueves al ser preguntado sobre si se puede considerar legítimo a un ganador de Supercopa que no ha ganado ni Liga ni Copa.

"Nos tenemos que adaptar a lo que nos proponen e intentar ganar desde el lugar que toque", añadió el técnico rojiblanco, que aspira a su segunda Supercopa, tras la que ganó en 2014 a su rival del domingo, entonces en una final a doble partido.

gr/mcd

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos