Kovalev tuvo que desnudarse para dar el peso ante Canelo

Sergey Kovalev necesitó subir desnudo a la báscula después cuatro intentos para marcar el límite de la división semicompleta, de cara a su combate ante Saúl “Canelo” Álvarez, quien no tuvo problemas en la ceremonia de pesaje celebrado este viernes, un día antes de la pelea entre el ruso y el mexicano.

Un deslucido pesaje se desarrolló con incertidumbre luego de que el ruso tuviera que recurrir a cuatro intentos para poder hacer el peso. Kovalev marcó 175.5 libras, una más que el Canelo -que registró 174.5 lb- en el Grand Garden Arena, de Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos, sede del combate del sábado por la noche.

Canelo subió al estrado al ritmo de la canción “México lindo y querido”, pero el buen ambiente brilló por su ausencia en Las Vegas pese a ser un día de fiesta para los mexicanos -que suelen abarrotar las ceremonias de pesaje cada vez que un boxeador azteca es el protagonista- al conmemorarse hoy el Día de Todos los Santos, una festividad en la que se conmemoran a los pequeños difuntos, un día antes del Día de Muertos.

Kovalev estuvo a punto de perder el combate antes de ser iniciado debido a sus problemas de peso (Foto: Captura de pantalla de Twitter)
Kovalev estuvo a punto de perder el combate antes de ser iniciado debido a sus problemas de peso (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

La ambición de agrandar su leyenda llevó al mexicano a subir dos categorías de peso para desafiar al tricampeón de los semi pesados, el ruso Sergey Kovalev, por la corona de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Álvarez, quien ya ganó títulos en las divisiones mediano júnior, mediano y súper mediano, eligió a Kovalev, un gigante en la división pero también alejado de su mejor momento, para facturar otro logro en su carrera.

Los aficionados esperaban que el mexicano, campeón del peso mediano, optara por un tercer duelo con el kazako Gannady Golovkin. Pero se quedaron con las ganas, al menos por ahora, ya que un eventual triunfo del norteamericano agitará de nuevo el asunto con Golovkin.

(Foto: Joe Camporeale-USA TODAY Sports)
(Foto: Joe Camporeale-USA TODAY Sports)

Kovalev ha dicho que la de este sábado es la pelea más importante de su carrera, que llega a la recta final. Aunque no parece tan importante, toda vez que batalló para poder dar el peso, algo que se trabaja durante los meses previos al compromiso.

El mexicano, por su parte, llega a la cita con un registro de 52-1-2, 35 KOs de sus triunfos han sido por la vía rápida. Canelo parte como ligero favorito para convertirse en el cuarto mexicano en ser campeón del mundo en cuatro distintas divisiones, y Krusher para frenar las aspiraciones de su rival.

La victoria ante Kovalev le dejaría como el cuarto boxeador en ganar un título mundial de peso mediano junior y otro en la de los semipesados. Ya lo hicieron los ilustres miembros del Salón de la Fama Sugar Ray Leonard, Thomas Hearns y Mike McCallum.

(Foto: Joe Camporeale-USA TODAY Sports)
(Foto: Joe Camporeale-USA TODAY Sports)

Además sería también el cuarto boxeador mexicano que gana cinturones en cuatro divisiones. Los otros son el miembro del Salón de la Fama Erik Morales y dos que están a punto de ingresar este año: Juan Manuel Márquez y Jorge Arce.

De ganar, también puede convertirse en el segundo mexicano que se alza con un título semipesado. Ya lo hizo el fallecido Julio González desde fines de 2003 y hasta comienzos de 2004.

También se vieron frente a frente y sin problemas en la báscula el prospecto estadounidense Ryan García y el filipino Romero Duno, quienes marcaron idéntico peso de 135 libras, para su pleito en la división de los ligeros y con títulos internacionales avalados por CMB y AMB en juego.

Y para el choque femenil donde estará en juego el cetro mosca interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Seniesa Estrada marcó 110.5 libras, mientras Marlen Esparza registró 111, listas para jugarse el cetro vacante.

MÁS SOBRE ES TEMA: