Ucrania se consagró campeón del Mundial Sub 20 al imponerse a Corea del Sur en la final (REUTERS/Kacper Pempel)
Ucrania se consagró campeón del Mundial Sub 20 al imponerse a Corea del Sur en la final (REUTERS/Kacper Pempel)

La final del Mundial sub 20 entre Ucrania y Corea del Sur empezó con un polémico episodio en el que Danilo Beskorovayniy derribó sobre la linea a Se-Yun Kim. Después de corroborarlo con el VAR, el árbitro marcó penal para los asiáticos que su figura Lee Kang-in cambió por gol a los 5 minutos.

Ucrania respondió con un tiro libre desde larga distancia de Serhiy Buletsa que encontró muy bien parado al arquero coreano, quien contuvo el balón. Con el correr del tiempo, los ucranianos se fueron adueñando del juego hasta que finalmente, tras un rebote dentro del área a los 33 minutos, Vladyslav Supriaha tomó la pelota y definió al primer palo para igualar el partido.

Sobre el final del primer tiempo Corea intentó buscar el gol de la ventaja con un avance colectivo que terminó en un fuerte disparo cruzado de Kim Jung-min que pasó muy lejos del palo derecho del arquero del Real Madrid Andriy Lunin.

En el complemento Ucrania consiguió dar vuelta el marcador con un nuevo tanto del atancate del Dynamo de Kiev, Vladyslav Supriaha, que entró con pelota dominada al área y cruzó el disparo para colocarlo lo más lejos posible de Gwang-Yeon Lee.

A los 70 minutos Corea del Sur tuvo una oportunidad para igualar el marcador con un cabezazo de Hyun-Woo Kim, que conectó el centro de Lee Kang-in proveniente de un tiro de esquina. El disparo, sin embargo, encontró a Lunin muy atento y rápido de reflejos.

A dos minutos del final, los europeos sentenciaron el marcador con una contra que comandó Heorhiy Tsitaishvili, que corrió desde mitad de cancha y resolvió con un remate una vez que pisó el área rival. El 3-1 acabó con las esperanzas de los asiáticos que se ilusionaban con encontrar el empate antes de los 90.

El ucraniano Viktor Korniienko celebra con el trofeo de campeón del mundo en alto (REUTERS/Kacper Pempel)
El ucraniano Viktor Korniienko celebra con el trofeo de campeón del mundo en alto (REUTERS/Kacper Pempel)

En las semifinales, la selección ucraniana, liderada por el portero madridista Andriy Lunin, derrotó a Italia (1-0) con un gol de Serhii Buletsa mientras que el combinado de Corea del Sur hizo lo propio al ganarle a Ecuador (0-1).

Ambos finalistas, tanto ucranianos como coreanos, sufrieron hasta el último instante, pues tanto a Italia, por una falta de Scamacca antes de su control, como a Ecuador, por un fuera de juego en el pase previo al remate, el VAR intervino para anularles un gol en el tiempo añadido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: