Los ojos del mundo se posan en el terrible accidente ocurrido ayer en Leicester, Inglaterra, en el que perdió la vida el empresario tailandés Vichai Srivaddhanaprabha, dueño del club homónimo de la ciudad. El multimillonario, de 60 años, compró la mayor parte de las acciones de la institución en agosto de 2010 y se ganó el respeto y el cariño de todos los amantes del fútbol tras conseguir un título histórico en la Premier League.

El asiático es el fundador y CEO de King Power Duty Free y, según Forbes, la revista especializada en el mundo de los negocios, era el séptimo hombre más rico de Tailandia con una fortuna de 4.200 millones de euros.  Conocido por codearse con las celebridades, su apellido, que significa "luz de la gloria progresiva", fue otorgado por el difunto rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej.

(AFP)
(AFP)

Pasaron ocho años desde que se hizo con el club de la ciudad inglesa de las Midlands del Este a cambio de 50 millones de euros. Tres años después los "Foxes", el equipo por el que nadie apostaba nada, ascendía a primera división como campeones de la Football League Championship y dos más tarde cumplió el sueño de cualquier equipo inglés.

Hoy, la ciudad y los fanáticos están conmocionados por lo que ocurrió tras el empate ante el West Ham por 1-1 en King Power Stadium. Su helicóptero, el cual era común verlo adentro del campo y saliendo arriba de él al término de los partidos, colisionó a metros de la cancha. "Estamos lidiando con un incidente en las cercanías del King Power Stadium. Los servicios de emergencia son conscientes y están tratando", fue el primer parte oficial de la policía de la ciudad.

Srivaddhanaprabha, también aficionado al polo (A tal punto que se convirtió en  propietario del VR Polo Club de Bangkok) se ganó el corazón de los aficionados con el histórico título que obtuvo el equipo en la temporada 2015/2016. Aquel 2 de mayo del 2016, la humilde institución, sin grandes nombres en su plantilla, se consagraba campeona de la Premier League por primera vez en su historia.

(AFP) El magnate tailandés solía irse del estadio en helicóptero
(AFP) El magnate tailandés solía irse del estadio en helicóptero

Su relación con los fanáticos era muy cercana. Siendo el presidente del club, cuando cumplió 57 años, lo celebró junto a ellos regalando botellas de cerveza y rosquillas en el estadio. El multimillonario logró romper la barrera del fanatismo y alcanzó a cosechar seguidores tanto en Asia como en Europa y América.

Padre de cuatro hijos (Voramas, Apichet, Arunroong y Aiyawatt) y esposo de Aimon Srivaddhanaprabha, el magnate tailandés se mostraba como un apasionado del fútbol. No sólo compró el club inglés, sino también en mayo de 2017, compró su segundo club de fútbol, el OH Leuven de Bélgica.

Los primeros reportes oficiales dan cuenta que junto a Vichai Srivaddhanaprabha viajaban una de sus hijas, dos pilotos y una quinta persona no identificada que también estaban a bordo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA