Corría el minuto 24 del partido que Betis jugó en su estadio ante Athletic Bilbao el pasado domingo por la quinta fecha de la Liga de España. Para entonces el local caía con tantos de Iñaki Williams y Raúl García, cuando Francis, mediocampista del Verdiblanco, falló un pase y desató la furia de un grupo de sus hinchas, quienes comenzaron a silbarlo cada vez que tocaba el balón. Esa actitud provocó la reprobación del entrenador Quique Setién contra los hinchas de su propio equipo, con quienes se enfrentó de manera notable.

Betis finalmente logró empatar el partido (2-2) con goles de Marc Bartra y Sergio Canales, y al término del encuentro Setién aprovechó la consulta de un cronista para brindar una aleccionadora conferencia de prensa. "Se lo voy a preguntar directamente: ¿Nota cierta animadversión de la grada hacia Francis y esto le ha provocado que se haya enfrentado con un sector de la grada?", le preguntó el periodista  Juan Bustos. A partir de allí, los mejores pasajes de la respuesta de Setién.

"Hay cosas que me cuesta entender. Es verdad que me he cabreado con un sector de la grada porque no entiendo que mi equipo, yendo como va, con la satisfacción que estamos generando en todos los sentidos, que una parte de nuestra afición chille a algunos jugadores. Esto es algo que me pone además extremadamente triste, es una situación que me violenta muchísimo porque la realidad es que creo que todos juntos podemos sumar muchas cosas, pero que si nos separamos esto va a ser mucho más difícil".

"Yo creo que hemos dados muestras de profesionalismo, de honradez, de trabajo. Hemos conseguido cosas en tan solo un año que son para valorar muchísimo. Que no saben la realidad de la dificultad que entraña hacer lo que estamos haciendo, que lo sabemos los que estamos ahí metidos porque llevamos muchos años en esto. Ya sé que todo el mundo quiere ganar, que todo el mundo siente a veces una frustración porque quiere que los jugadores acierten, que todo vaya rodao, que vengamos aquí y ganemos 3-0 todos los partidos pero esto no puede ser, esto es imposible".

Futbolistas del Betis festejan un gol (EFE)
Futbolistas del Betis festejan un gol (EFE)

• "Y hay muchas veces, muchos momentos que yo lo veo, que lo que siento y lo que veo de mis futbolistas es que están con tensión, que en algunos casos les quema el balón porque tienen miedo a fallar, porque no se sienten apoyados ni respaldados y esto es muy triste".

• "Y yo lo digo con toda la sinceridad del mundo: a mí me da mucha pena porque nos afecta muchísimo, porque nosotros necesitamos el apoyo de nuestro público, esta gran afición y yo no voy a cambiar a nadie aquí ni he venido a cambiar las cosas… Las personas son como son y hay que aceptarlo y ya está pero es muy triste que estemos viviendo lo que estamos viviendo. Que estemos en Europa, que tengamos por delante una temporada con una ilusión y unas expectativas enormes y que veamos situaciones que porque nos falla un jugador o porque el equipo rival se nos pone por delante de repente la gente, o un sector de la gente entiende que tenemos que dar más: damos todos lo que podemos y mucho más, el crecimiento que ha tenido la mayor parte de estos jugadores ha sido espectacular y parece que no lo valoramos, parece que tenemos que venir aquí y ganar 3-0 todos los domingos para algunos aficionados. Eso es lo que nos gustaría a todos pero eso no puede ser".

Sobre los silbidos a Francis: "Por supuesto que me duele, ¿cómo no me va a doler? Yo veo a un chaval como Francis que es un ejemplo de profesionalismo, que es un chaval que se entrega, que da, que es una bellísima person (…) Ya sé que hay gente que no le gusta o que sí le gusta pero tienen que aceptar las cosas en algunos casos. Es que no puede ser y es así. Y si no perderemos a un futbolista, mañana se nos lesionan dos que juegan en ese sitio y ese chaval ya lo hemos perdido, no podemos traer a nadie más ni además yo quiero cambiarlo y es un chaval que tiene un futuro enorme, que acaba de empezar y que lo que necesita es apoyo. Que piensen que puede ser su hijo el que está jugando ahí, que traten de ver las cosas con un poco más de perspectiva, de tranquilidad… Es que a mí me da muchísima pena", finalizó para esas alturas un emocionado Setién.

El mediocampista del Real Betis, Francis Guerrero (i), pelea un balón ante su par del Athletic Club de Bilbao, Raúl García (d) (EFE)
El mediocampista del Real Betis, Francis Guerrero (i), pelea un balón ante su par del Athletic Club de Bilbao, Raúl García (d) (EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA EN INFOBAE DEPORTES