Diego en su debut como técnico de Dorados de Sinaloa (Reuters)
Diego en su debut como técnico de Dorados de Sinaloa (Reuters)

Fernando Segura Trejo es Investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) en México, profesor de la Universidad Federal de Goiás en Brasil y sociólogo por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París. En Argentina, donde vivió 20 años, es actualmente colaborador de la ONG Salvemos Al Fútbol. Tiene varios artículos científicos sobre Maradona.

-¿Quién es Maradona hoy para los mexicanos? ¿Qué representa su figura para México?

-La llegada de Maradona a México fue realmente una sorpresa, tanto para el mundo del fútbol internacional como, sobre todo, para el periodismo deportivo mexicano. Ha provocado un gran revuelo. Se llevó, lógicamente, las primeras planas de los noticieros y saturó las redes sociales. Maradona, para los mexicanos, es muchas cosas a la vez. Quienes lo disfrutaron en el Mundial de 1986 lo recuerdan como aquel jugador superlativo que se consagró en el estadio Azteca frente a Inglaterra y Bélgica, e iluminó con su pase el gol de Jorge Burruchaga en la final contra Alemania, es decir, se lo recuerda como la estrella absoluta del Mundial. Sin embargo, una parte importante del periodismo dedicado al deporte se sintió herida cuando Maradona criticó recientemente al futbol mexicano y se han mostrado bastante reticentes con su llegada al país. Algunos periodistas, en un medio ciertamente conservador, cuestionan ciertos pasajes turbulentos del astro, en particular su pasado con los vicios. Estos periodistas se han preguntado por su salud, al haber visto la descompensación que Maradona tuvo en el Mundial de Rusia, que trascendió por las cámaras de televisión. La percepción general gira en torno de la admiración por aquel jugador grandioso, pero varios dudan de sus posibilidades de triunfar como entrenador en México.

-¿Y para usted? ¿Qué representa la llegada de Maradona a México?

-Me parece que su llegada puede traer una visibilidad muy importante a la segunda categoría del fútbol mexicano. Su presencia es todo un desafío, tanto para el él mismo, cuanto para la categoría. De alguna forma, Maradona llegó a México consciente de que parte del gremio lo iba a cuestionar y sabe, por lo tanto, que necesita conquistar almas. Pedir el compromiso de la afición, generar espacios de diálogo y ganar la aprobación del fútbol mexicano en su conjunto. En las primeras imágenes de su debut se lo vio alegre, pero nervioso. Los focos estaban puestos en él, de ahí su euforia en el festejo. El equipo había metido solamente dos goles en todos los partidos anteriores y este primer acto de Maradona como entrenador, aunque con ayuda de groseros desatinos de la defensa y el arquero del equipo rival, terminó con un cuatro a uno a su favor.

El sociólogo Segura Trejo enfatiza la necesidad de Maradona de ser protagonista mediático permanente, algo que tiene asegurado en México.
El sociólogo Segura Trejo enfatiza la necesidad de Maradona de ser protagonista mediático permanente, algo que tiene asegurado en México.

-¿Por qué Maradona pudo haberse decidido por un club como Dorados de Sinaloa estando tan tranquilo en Emiratos Árabes primero, y en Bielorrusia después? ¿Qué pudo seducirle de Dorados como para cambiar drásticamente de vida?

-Es toda una incógnita saber qué fue exactamente lo que lo trajo a Culiacán, Sinaloa. Sin dudas hay varios factores que tienen su papel en la valoración. Por un lado, esa constante adrenalina y desafíos que Maradona ha buscado permanentemente en su vida. Tal vez es alguien que no soporte la tranquilidad. Por el contrario, es como si necesitara moverse en ambientes que lo sacudan y sobre todo, ser él quien sacude al ambiente en donde se mueve. Eso, lo tenía garantizado en México, fuera cual fuera el lugar al que llegara. Parece ser como si hubiera sido una apuesta segura de noticia mundial. Maradona, como algunos de sus biógrafos lo han sugerido, necesita convivir con cierta atención mediática permanente, en una relación que oscila entre equilibrios que pueden quebrarse en cualquier momento y la multiplicación de noticias.

-Da la impresión de que en Bielorrusia podía estar más tranquilo que en México en el tratamiento de la prensa…

-Será muy interesante observar cómo se desarrollan sus relaciones con la prensa mexicana, cuáles son los matices que se desprendan de esta nueva convivencia tan cercana. De algo podemos estar seguros, la prensa mexicana estará absolutamente pendiente de sus movimientos, sus palabras, sus acciones y reacciones. Por otro lado, desde mi punto de visita, existe en esa decisión de venir a México, un deseo de volver a la tierra que lo vio consagrarse, el país donde realizó sus proezas más importantes en su carrera. En esta oportunidad, Maradona ha expresado que quiere seguir estando cerca de las canchas, sentir el olor del pasto, vivir su pasión por el fútbol, trasmitir parte de lo que él vivió en este país, pero desde otro papel, al lado de un grupo de jugadores en quienes quiere incidir.

-¿Cuál piensa que fue la idea de Dorados al traer una figura tan movilizadora, máxime, teniendo en cuenta que su campaña como DT no tuvo buenas experiencias hasta ahora? ¿Hay alguna relación con haber traído en el pasado a estrellas como Pep Guardiola y Diego Latorre en sus tiempos de jugadores?

-Dorados es un club joven en el paisaje del fútbol mexicano y que en su crecimiento, ha buscado traer figuras de importantes trayectorias mundiales para conquistar visibilidad. Es un club que pertenece a un grupo empresarial de los más importantes en el norte de México, aunque debemos asumir que el cálculo de traer a Maradona es visto también como un negocio corporativo. El nombre de Maradona asociado al club de Dorados es una apuesta que, pase lo que pase en términos deportivos, no solamente ha generado una repercusión sin precedentes, sino que deja grabada la asociación de una leyenda en la historia del fútbol con este club. El fútbol mexicano, en general, ha buscado a lo largo de su historia dar espacio a figuras consagradas en el plano mundial. Cabe recordar que Eusebio jugó en el Monterrey, Emilio Brutagueño se retiró en tierras mexicanas, Bebeto jugó en el América y en el Toros Neza y Ronaldinho pasó recientemente por el Querétaro. Como entrenadores, México ha podido tener en su selección a César Menotti, quien luego regresó a entrenar en equipos y también el sueco Steven-Goran Erikson estuvo en la selección nacional.

-¿Favorece a Maradona, a esta edad y con tanto movimiento como canciones que le van preparando allá, o TV a todo el mundo con los partidos de la B mexicana sólo por su presencia? ¿Hay en Maradona un deseo rupturista, o desafiante al sistema, una vez más, o qué creés que lo mueve a este nuevo cambio de vida?

-Considero que tanto Maradona como el grupo económico dueño de Dorados se juegan en efecto varias fichas importantes de cada lado. Por el lado de Maradona, sigo pensando que es parte de esa naturaleza que lo lleva a desafiarse a él mismo, aquella sensación que lo invade constantemente de vivir emociones fuertes. Si buscara la tranquilidad podría conseguir cierto reposo en algún país árabe que lo ofreciera comodidades, o intentar vivir en un país como Suiza, y dar algunas conferencias por el mundo. Pero está claro que prefiere transitar en la adrenalina que provocan los desafíos. Imagino que también le gusta mucho recibir el cariño de miles de personas. Ser recibido como fue en Culiacán, con el aeropuerto repleto, con una sala de prensa que desbordaba de periodistas, con canciones que se hacen en su honor, algo a lo que ya ha estado acostumbrado en su trayectoria.

-¿No se juega Maradona demasiadas fichas en esta oportunidad en el sentido de que si le va mal, posiblemente se acabe su carrera?

-En lo deportivo, el objetivo de Dorados es jugar la liguilla y volver a ascender, un ascenso que le viene siendo esquivo en las últimas temporadas. Ascender es algo que nadie puede garantizar de antemano, pero es un desafío que Maradona quiso tomar. Todo va depender de la sinergia que se genere entre su papel y el entorno. Si el equipo no asciende, pero marca una temporada por el protagonismo y la vibración en los estadios donde juegue, pude darse el escenario de no conseguir el ascenso pero tener de todas formas una evaluación positiva para seguir otra temporada y ver qué pasa. A mí entender, ambas partes están plenamente conscientes de las fichas en juego, pero eso es lo que hace interesante el desafío.

-Ya al llegar, Maradona se tuvo que enfrentar con un movimiento de vecinos que no le permitieron vivir en donde iba a hacerlo por no haber pedido el permiso y ahora vive en un hotel, con guardaespaldas permanente. ¿Cree que podrá soportar esta vida por mucho tiempo?

-En lo que se refiere a su estancia en Sinaloa, Maradona solicitó una casa amplia para instalarse, con muchas habitaciones por lo que trascendió en los medios, y si bien podemos suponer que tiene toda la capacidad para vivir en un hotel por un tiempo, donde puede generar lazos con el personal; está claro que necesitará su propio espacio, su privacidad. El Estado de Sinaloa es un territorio que ha atravesado fuertes crisis de inseguridad, donde hay grupos ligados al crimen organizado que operan. Por lo tanto, no podrá permanecer sin importantes dispositivos de seguridad a su alrededor el tiempo que ahí viva.

-Hay una sensación, con respecto a los peligros de Sinaloa y su ambiente, de que Maradona pueda acabar allí como Ringo Bonavena en 1976 con Joe y Sally Conforte en USA. ¿Corre ese peligro?

-Aquí, ya no estamos hablando solo de desafíos deportivos, sino de todo un desafío para la seguridad pública, es decir de la capacidad del Estado en sus diferentes niveles. Y por otro lado, también está el desafío que no se agobie Maradona por este ambiente. Culiacán no es una ciudad donde pueda salir a caminar tranquilo, salir a cenar con su pareja o con un grupo de amigos, sin que se ejecuten importantes operativos de seguridad. Inclusive en los casos donde efectivamente pueda pasar un momento de ocio en toda tranquilidad, será porque detrás hay un despliegue de seguridad púbica y privada de alta envergadura.

-El hecho de que el presidente electo mexicano Andrés Manuel López Obrador se haya referido a él, a punto de llegar al país ¿lo coloca en una nueva situación cercana al poder político? ¿Puede llegar a comprometer Maradona a AMLO metiéndose en su política?

-Podemos pensar en una afinidad inicial entre ellos. Las palabras de saludos y elogios de López Obrador pueden ser leídos, tal vez, como un guiño. Por la inclinación de ambos en materia de política podemos pensar que Maradona se identificará con Obrador, en la medida que siempre ha sido alguien proclive a demostrar sus afinidades. Está claro que puede existir una relación más cercana que con los mandatarios anteriores de México. Ahora, de ahí a que una afinidad inicial lo coloque en una situación cercana al poder, habrá que verlo en el futuro. En este momento Maradona está muy concentrado en el campo de juego y los entrenamientos semanales. Esta cercanía también dependerá de cómo le vaya a López Obrador, alguien que tiene muchos desafíos por delante en un país con tantas desigualdades y que busca achicar la brecha. En esta intención de lograr cierta redistribución de ingresos, el presidente tendrá resistencias de algunos grupos de interés que buscarán mantener sus privilegios. Podemos decir que ahí estamos hablando de desafíos considerablemente mayores a que los que se juegan en los campos de fútbol, el reto de iniciar una transformación del país. Es temprano, en este momento, para especular sobre qué tipo de relación se establezca y en qué grados Maradona opine sobre política, pero tenemos que saber, también, que la clase política en México, en particular la conservadora, nunca ve con buenos ojos que "extranjeros" opinen sobre cuestiones internas. Recordemos que cuando Manu Chao lo hizo eso le trajo muchos problemas con autoridades mexicanas, pero ahora, claro, el gobierno federal es de otra tendencia, tal vez más afín a celebridades como Maradona.

-Si tuviera que trazar un paralelo entre Maradona y tres DT argentinos muy conocidos en México como La Volpe, Almeyda o Mohamed, ¿qué diría?

-Ricardo La Volpe se desempeñó como arquero en México, donde se retiró y se convirtió en un entrenador de renombre con los años. Su paso por el Atlante, Atlas y luego Toluca, en una primera etapa, marcó estilo y promovió a muchos jugadores, algo que lo llevó a la selección nacional. Además, ha sido de los pocos técnicos que han cumplido con un ciclo mundialista completo de cuatro años, entre 2002 y 2006, algo que habla también de la inestabilidad del entorno del fútbol mexicano. La Volpe generó, de alguna forma, una escuela, de la cual se desprendieron técnicos como Miguel Herrera, aunque luego tomaron, lógico, vuelo propio. La Volpe ha tenido una etapa más tumultuosa en los últimos años, pero ha sido un nombre que ha participado del crecimiento del fútbol en México. En cuanto a Antonio Mohamed, también es alguien que vino en su etapa de jugador a México y tuvo momentos memorables en el Toros Neza y en el América. Luego, como joven entrenador pasó por varios equipos y llevó al Xolos de Tijuana a ser campeones por primera vez en su historia, un equipo que, recordemos, es propiedad del mismo grupo corporativo dueño de Dorados de Sinaloa. Mohamed tuvo otras experiencias y aunque no fue campeón de liga en América y Monterrey, su talento lo llevó a dirigir a España. En cuanto a Matías Almeyda, quien fue reconocido en México por devolver a River Plate a la primera división argentina, tuvo un éxito arrollador en el equipo más popular desde que llegó a tierras mexicanas, Chivas de Guadalajara, con quienes ganó varios títulos luego de años de sequía para el club. Pero tuvo muchos conflictos con los dirigentes y eso lo alejó de la institución, a pesar del gran cariño recibido por la afición.

-¿Cómo es la dirigencia de los clubes? ¿Hay permisividad total al trabajo de los DT o tratan de influir en sus decisiones? En Dorados, el principal accionista es el poderoso Jorge Hank Rhon, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y candidato a gobernador de la Baja California…

-El fútbol en México es un ambiente donde muchos dirigentes, dueños de los clubes, interfieren en gran medida o toman decisiones que muchas veces son contrarias a los intereses de los entrenadores. La mayoría de entrenadores obedece, pero no todos los hacen y eso conlleva costos colaterales. Habría que indagar si alguien bloqueó a Almeyda para ser DT de la selección nacional, algo que de todas formas puede suceder en un futuro dada la capacidad que demostró. Todo esto, para decir que estamos hablando de tres argentinos que han tenido un impacto considerable en México. Con La Volpe, no parece haber una cercanía manifiesta con Maradona, pero con Mohamed y Almeyda sí y ambos pueden aportarle mucho en su adaptación al medio mexicano, para conocer la idiosincrasia de los jugadores, los entrenadores, la manera de lidiar con la prensa local y el entorno de clubes pertenecientes a corporaciones.

-¿Podemos esperar, precisamente, a un Maradona contestatario de la Federación Mexicana, del fútbol mexicano, o simplemente alguien que viene a hacer una diferencia económica y a reinstalarse en el mundo del fútbol latinoamericano?

-El fútbol mexicano paga muy bien, con las nóminas más altas en Latinoamérica, junto al fútbol de Brasil. Como decía en una respuesta anterior, la Federación de Fútbol en México está regida por la competencia entre grupos económicos, dueños de los clubes. Algunos grupos tienen más de un equipo y esto se presta a veces a situaciones confusas. Además, existen grupos que tienen la hegemonía en relación a ciertas cuestiones, como la selección nacional. Dadas las características de Maradona, de no callarse frente aquello que le parece raro o injusto, se puede predecir que algunas cosas no le gustarán en el fútbol mexicano. Si algo me sorprendió estos días en varios periodistas del deporte en México, algunos indignados por la llegada de Maradona (aunque claro que están aquellos que lo celebraron y le dieron la bienvenida) es que muchos cuestionaron a Maradona por sus debilidades en el pasado y ninguno de ellos le ha reconocido públicamente sus años de oposición, desde que era jugador, a aquellos poderes depredadores del fútbol, un sistema tutelado por João Havelange, Joseph Blatter y los grupos corporativos que han saqueado al fútbol. Bastaría con analizar las investigaciones de la justicia estadounidense y las condenas legales en curso a varios de estos personajes. Pues bien, Maradona siempre supo enfrentarse a este sistema, y para eso hay que tener tamaña valentía. En el ámbito del fútbol mexicano, existe un movimiento incipiente de reclamos y luchas por los derechos de los jugadores, en un ámbito donde los dueños de clubes los tratan como mercancías sustituibles. El ex jugador internacional, Rafa Márquez, ha sido uno de los estandartes de esta lucha, aunque ahora ocupa una posición de presidente deportivo del club Atlas. Habrá que ver si esta lucha sigue a favor de los jugadores y cómo Maradona se identifica con ella. Es realmente una incógnita saber cómo Maradona lidiará con este ambiente, férreamente controlado por los dueños de clubes.


-¿Qué se espera, finalmente, de Maradona en México?

-Hay una mayoría, sobre todo de aficionados del fútbol, que desea que Maradona tenga un paso feliz por el fútbol mexicano, que le vaya bien y que pueda aportar su conocimiento y pasión. Pero también hay quienes consideran, periodistas y aficionados, que no tendrá un paso "exitoso" en lo deportivo y que caerá en exabruptos. He notado, tristemente, que algunos desean que le vaya mal. Pero lo que se espera en conjunto es que deje una huella, que haga valer su compromiso, que demuestre su pasión, pero no se exceda en reacciones. –El primer partido de Maradona, transmitido en directo, fue considerado por el show que ofrece con su manera de vivir los partidos, festejar de manera efusiva, enojarse cuando las cosas no salen y hasta bailar cuando está feliz. Esto gusta mucho y si se mantiene dentro de una relación serena con el entorno, puede ser una estancia que dure más de lo que sus férreos críticos predicen. Quizás el ejemplo de Almeyda es un camino a considerar, alguien que ha dejado la vara muy alta, porque, más allá de un éxito rotundo, en momentos cuando las cosas se pusieron complicadas y aun en una salida en conflicto con la directiva del club Chivas, siempre mantuvo una actitud serena, algo que ha sido apreciada por el medio en general. Con Maradona, mismo con la incertidumbre que provoque su llegada a México, estamos en presencia de una nueva etapa y una nueva historia en la vida de una de las personalidades más importantes en la historia del fútbol mundial.