El Barcelona goleó 4 a 0 al PSV en su debut en la Champions League, duelo que se abrió gracias a una obra de arte del argentino Lionel Messi. El delantero ejecutó un tiro libre por encima de la barrera que se coló en el ángulo del arco holandés y rompió el cero en el marcador.

El elenco holandés había tomado nota de las capacidades del punta de 31 años y aguardaba que en lugar de rematar por encima de la barrera lo hiciera por abajo, como lo suele hacer. Aprovechando el salto de los rivales, Messi suele acariciar la pelota y desenfundar un tiro rasante que se termina colando por debajo de los pies de los contrincantes.

Así, el PSV colocó detrás de los seis hombres de la barrera a Hirving Lozano. El mexicano, agachado, tenía la función de bloquear el disparo en caso de que Messi decidiera patear por abajo.

Finalmente, el argentino remató al palo más lejano del arquero y la pelota se coló en el ángulo para convertir el 1 a 0 y hacer estallar el Camp Nou. La "Pulga" luego gritaría otros dos tantos para consumar su hat-trick.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: