El Liverpool rescató un triunfo clave ante el PSG en Anfield en u partido plagado de emociones que deja al conjunto de Jurgen Klopp como líder del Grupo C, en la primera jornada.

El elenco local dio una lección de fútbol en el primer tiempo, actuación que fue coronada con dos goles. Primero Sturridge, de cabeza, y luego Meunier, de penal, establecieron el 2 a 0 en 36 minutos que parecían encaminar hacia una goleada.

El conjunto parisino no encontraba respuesta y era un manojo de nervios, pero la jerarquía individual muchas veces da premios injustos en el trámite del partido. Así, el PSG de Thomas Tuchel alcanzó el descuento antes del final de la primera parte gracias a un disparo de Meunier.

(Reuters)
(Reuters)

En el complemento, el Liverpool aflojó en la presión y cedió terreno, pero no dejó de ser muy superior a su rival que seguía desconexo y le costaba armar juego.

Cuando parecía que el tercero del elenco inglés estaba al caer, apareció Kyllian Mbappé para igualar las acciones a siete minutos para el final y festejar un empate tan valioso como inmerecido.

Klopp sorprendió a sacar a Mohamed Salah y mandó a la cancha al brasileño Roberto Firmino, quien en el segundo minuto de adición aprovechó una maña salida de Mbappé desde el fondo, enganchó en el área, se armó el espacio y sacudió de derecha para estampar el 3 a 2 final.

De esta forma, el Liverpool suma tres puntos y se coloca en la cima del grupo por delante del Napoli y del Estrella Roja, que igualaron 0-0 en Belgrado. El conjunto parisino queda como colista sin unidades. El 3 de octubre, los de la Premier League, subcamepones de la Champions League 2017/18, visitarán a los italianos y el PSG recibirá a los serbios.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: