El primer choque en el que se vieron las caras quedó en empate. Un resultado justo, pero inesperado. Todo el mundo esperaba el triunfo de algún protagonista, y la reacción inmediata del público que colmó el T-Mobile Arena fue el pedido de revancha inmediato cuando Michael Buffer leyó las tarjetas de los jueces.

El desquite entre Gennady Golovkin y Canelo Álvarez, confirmado para el 15 de septiembre, tiene condimentos que los propios púgiles se encargaron de cosechar. Todavía con el recuerdo de lo sucedido el año pasado, los antagonistas se dispararon con violencia por el polémico desenlace que arrojó la velada en Las Vegas. "Vi esa pelea 10 veces y sigo pensando que gané", dijo el mexicano en un documental realizado por Combate Space; mientras que GGG le respondió con soberbia: "El resultado no me sorprendió, pero no tengo dudas que él es el rival más sucio que he enfrentado".

La producción realizada por la señal que producirá la miniserie de Carlos Monzón en 2019 cuenta con material inédito sobre los preparativos de ambos boxeadores de cara al duelo del próximo sábado. "Estaba listo para tener la revancha en mayo, por eso puse mis condiciones", explicó el kazajo sobre la repartición de la bolsa, aunque no brindó detalles por un pacto de silencio que estableció cuando firmó el contrato. Además, Golovkin reconoció que no aceptará un nuevo empate: "Tenemos estilos distintos y eso puede hacer que la pelea termine prematuramente. Yo no necesito cambiar nada, es él quien debe cambiar para ganarme".

Naturalmente, la respuesta de Canelo no demoró en llegar: "Hoy visualizo la pelea y sé que me voy a adelantar a sus movimientos. Me veo ganando el 15 de septiembre, porque me estuve preparando para noquear. Para mí está prohibido perder".

Lo llamativo fue el argumento que empleó el ídolo azteca cuando se refirió al caso de doping que postergó la pelea, al asegurar que fue un error en su alimentación cuando se encontraba en su país. "Fue por la carne procesada que comí en México. Siempre cuido mi dieta cuando estoy en Estados Unidos, pero ahí es diferente. Ya le ha pasado a otros deportistas", deslizó.

La velada está prevista para el sábado por la noche en Las Vegas, a través de la pantalla de Space. En una contienda a 12 asaltos se pondrán en juego los títulos Mundiales CMB y OIB y Súper Mundial AMB de los medianos (160 libras). Esta vez, la gloria no puede quedar vacante.

Más sobre este tema