El Atlético Madrid de Diego Simeone comenzó en ventaja la Supercopa de Europa ante Real Madrid, gracias al gol de Diego Costa antes del minuto de juego. Sin embargo, la Casa Blanca logró ponerse 2-1 a partir del gol de Benzema y del absurdo penal que cometió Juanfran a los 17 minutos de la segunda etapa.

Córner desde la derecha. El lateral forjeceaba con Karim Benzema dentro del área para ganar la posición. En el tironeo, con el balón ya en el aire, Juanfran quedó desestabilizado. Y terminó abriendo ampliando su volumen al estirar el brazo, que impactó la pelota antes de que rebotara en su cabeza, provocando el penal.

Gracias a esa acción desafortunada e innecesaria, Sergio Ramos se reveló como el nuevo ejecutor de penales del Merengue tras la salida de Cristiano Ronaldo a la Juventus. Y el defensor pateó con pericia para el 2-1 parcial en el clásico de la capital de España.

Luego, en favor de Juanfran, fue, a pura fe, el que inició la acción del 2-2. Peleó una pelota perdida con Marcelo y la ganó, paraceder hacia Ángel Correa, quien asistió a Diego Costa para el empate en los 90′.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: