En los días previos al encuentro de este jueves entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú las autoridades habían advertido sobre el peligro que podía generar la llegada de más de 2.500 rusos a la ciudad española. No solo por la violencia que éstos suelen desplegar cuando su equipo juega en condición de visitante, sino además por el posible cruce con Herri Norte.

Los ultras del conjunto español aguardaron el arribo de los rusos al estadio para emboscarlos con bengalas y fue allí cuando comenzó el terror en las calles cercanas a San Mamés. La policía intervino y un agente falleció en el hospital de Basurto tras sufrir un paro cardiorrespiratorio y haber sido reanimado sin éxito.

La pelea entre los ultras del Spartak de Moscú y la policía (EFE)
La pelea entre los ultras del Spartak de Moscú y la policía (EFE)

Los visitantes se habían reunido en la Plaza Moyua y desde allí caminaron hacia el recinto en donde se disputaría el encuentro. En el camino, protagonizaron algunos incidentes menores, según reportes de usuarios en redes sociales, pero el mayor conflicto inició en el encuentro con Herri Norte.

Los agentes de la Ertzaintza detienen a un ultra ruso (EFE)
Los agentes de la Ertzaintza detienen a un ultra ruso (EFE)

Un grupo de 500 por bando se tomó a golpes en las calles y la policía tuvo que intervenir. En el medio, quedaron los aficionados pacíficos que solo querían llegar al estadio. "Nos atacan los ultras de Spartak con pelotas de golf, piedras y botellas, la ambulancia no llega", relató una española en Twitter.

El fuerte operativo policial desplegado en San Mamés (AFP)
El fuerte operativo policial desplegado en San Mamés (AFP)

La Ertzaintza, policía autónoma del país vasco, fue la encargada del operativo policial que terminó con al menos cinco detenidos. Uno de los agentes falleció luego de que una bengala lanzada por un aficionado ruso cayera junto a él, según informó la agencia de noticias EFE.

El fallecido es Inocencio Arias García, de 50 años, nacido en Ermua (Vizcaya). Perdió la vida en el hospital de Basurto tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

La policía reprimió a los violentos, pero no pudo evitar los incidentes (AFP)
La policía reprimió a los violentos, pero no pudo evitar los incidentes (AFP)

A pesar de los incidentes, el partido entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú comenzó normalmente. En la ida, los españoles ganaron 3 a 1 y la llave parece liquidada.

LEA MÁS: