Algunos de los cuadros expuestos (Cortesía)
Algunos de los cuadros expuestos (Cortesía)

El arranque de la exposición "Arte y Derechos Humanos", organizada por las agencias de la ONU en Managua para conmemorar los 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos, se vio empañada por el mutismo de los anfitriones sobre la crisis de derechos humanos que vive Nicaragua desde abril pasado.

La exposición se abrió al público la noche del lunes y a la misma asistieron embajadores acreditados en Managua, defensores de derechos humanos, artistas, directores de medios de comunicación y -lo que generó polémica– una delegación gubernamental conformada por el canciller Denis Moncada Colindres y Laureano, Camila y Juan Carlos Ortega Murillo, tres hijos del mandatario y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

Lamentamos y aborrecemos completamente lo sucedido, pues no solo es una burla a nuestro trabajo pero sobre todo una falta de respeto a todos los asesinados y presos políticos que han luchado y luchan por los derechos de nuestro país

Durante el evento no se hizo alusión a las violaciones de derechos humanos denunciadas en los últimos siete meses en medio de una crisis que ha dejado más de 300 muertos y unos 400 detenidos.

En un comunicado emitido el martes, 14 de los 30 artistas que presentaron sus obras en el evento se desligaron del mismo en rechazo al silencio sobre la represión del régimen y la presencia del éste en la inauguración.

"Lamentamos y aborrecemos completamente lo sucedido, pues no solo es una burla a nuestro trabajo pero sobre todo una falta de respeto a todos los asesinados y presos políticos que han luchado y luchan por los derechos de nuestro país", dice el comunicado de los artistas.

El comunicado de los artistas
El comunicado de los artistas

"Durante los últimos ocho meses, el arte ha sido nuestra trinchera para expresar los diferentes abusos que nuestros hermanos y algunos de nosotros personalmente han vivido por parte de la Policía Nacional y grupos paramilitares, comandados por un régimen dictatorial", agregaron.

"No fuimos informados en ningún momento de la participación de Laureano, Camila y Juan Carlos Ortega Murillo, junto a Denis Moncada, cuya presencia contradice el objetivo principal de la conmemoración y lucha por los derechos", informaron.

Los hijos de Daniel Ortega en la exposición (Foto: Carlos Herrera, cortesía Confidencial)
Los hijos de Daniel Ortega en la exposición (Foto: Carlos Herrera, cortesía Confidencial)

Una de las artistas, la pintora y activista Madelaine Caracas, actualmente exiliada en Costa Rica, denunció en Twitter que su nombre "fue censurado" por los organizadores, alegando "motivos de seguridad". Tampoco se le permitió utilizar su seudónimo "Flor de una noche" y tuvo que firmar como Margot,

"No puedo expresar la indignación que siento al ver mi obra a la par de los hijos del régimen Ortega Murillo", dijo por su parte el artista Vidal Toledo en su cuenta de Twitter.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) emitió un informe a finales de agosto de este año afirmando que el Estado de Nicaragua es el responsable de la muerte de más de 300 personas y violaciones a derechos humanos de manifestantes, líderes sociales, campesinos, estudiantes y periodistas.

Un día después de presentar el informe, los representantes de la OACNUDH fueron expulsados del país.

Asimismo, la policía de Nicaragua negó este domingo un permiso para marchar al Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) alegando que el organismo está "acéfalo" y bajo investigación de supuestas acciones golpistas, por su participación en las protestas antigubernamentales.

La crisis sociopolítica en estalló en abril con protestas en contra de una reforma al Seguro Social que fueron reprimidas por órdenes del régimen.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: