En riesgo 115 proyectos financiados con recursos OCAD PAZ por un total de 1.4 billones

La Contraloría General de la República le pondrá la lupa a los proyectos en 20 departamentos del país en 2023

| Foto: Agencia Andina
| Foto: Agencia Andina

La Contraloría General de la República alertó sobre el riesgo que corren 115 proyectos en todo el país que son financiados con recursos de OCAD PAZ. Los contratos presentan una serie de alertas que ponen en riesgo la ejecución de los mismos.

Los proyectos hacen parte de un total de 165 dirigidos a comunidades y municipios ZOMAC y PDET, con un valor total de 1.8 billones de pesos, y sobre los cuales avanza un especial seguimiento iniciado por el ente regulador en cabeza de su Unidad de Regalías.

La región Caribe cuenta con el mayor porcentaje de proyectos en riesgo con un 31 %, le siguen Antioquia con 14 % y Caquetá con 10 %. Incluso, ocho de las obras en el departamento de Caquetá presentan alertas por razones como que no se ha contratado la obra o que los avances financieros y físicos son del 0 %.

Le puede interesar: Corrupción en los recursos de la Paz: congresistas presentaron informe ante la Corte Suprema

Sobre las irregularidades en los contratos, el contralor General Carlos Hernán Rodríguez afirmó que: “Eso no quiere decir que la plata ya se haya perdido. Lo que hay que hacer es que a través del control preventivo y concomitante que tiene la Contraloría realice un seguimiento permanente para que no se desembolsen más recursos y para que se equipare el seguimiento físico al seguimiento Financiero”.

Dentro de los 13 sectores económicos a los que apuntan los proyectos, los que más cuentan con participación son: Agricultura y Desarrollo Rural con 32 % (582 mil millones de pesos); Transporte con 23 % ($420 mil millones) y Vivienda con el 13 % (243 mil millones).

Le puede interesar: Gobiernos indígenas en Amazonas, Guainía y Vaupés deben ser reconocidos, ordenó la Procuraduría

Alertas por contratos en Caquetá

En el departamento del Caquetá se aprobaron 18 proyectos por valor de 192.771.248.514 de pesos (10 % del total de los recursos aprobados en el OCAD PAZ 2021), de los cuales 8 presentan alertas.

Por ejemplo, el proyecto “MEJORAMIENTO EN CONCRETO RÍGIDO DE LA VÍA TERCIARIA QUE COMUNICA EL MUNICIPIO DE DONCELLO A LA VEREDA ARENOSA EN EL MUNICIPIO DE DONCELLO, DEPARTAMENTO DE CAQUETÁ”, por valor de 21.683.981.384 de pesos, es uno de los que se encuentra bajo la lupa del ente regulador.

La entidad ejecutora es Municipios Unidos por el Sur de Antioquia (Musa). El problema con este proyecto es que no se ha contratado la obra y los avances financieros y físicos son del 0 %. El contrato fue aprobado en octubre de 2021, lo que puede generar riesgo de liberación de los recursos.

Le puede interesar: Procuraduría abre indagación por presunto detrimento patrimonial en contrato de chatarrización en Medellín

Otra obra en la mira para el 2023 es el proyecto “MEJORAMIENTO DE SISTEMAS PRODUCTIVOS GANADEROS CON ÉNFASIS EN PRODUCCIÓN DE LECHE MEDIANTE ESTRATEGIAS DE MANEJO TÉCNICO Y AGRONÓMICO QUE CONTRIBUYAN A LA REDUCCIÓN DE LOS IMPACTOS AMBIENTALES EN FINCAS GANADERA DEL DEPARTAMENTO DEL CAQUETÁ” por valor de 20.146.822.760 de pesos.

Aunque fue aprobado en la sesión OCAD PAZ No. 54 del 20 de septiembre de 2021, a la fecha de la verificación por la Procuraduría General de la Nación no se ha adelantado el proceso contractual sin que exista justificación para ello.

Uno de los casos más preocupantes es el PROYECTO MEJORAMIENTO DE LA VÍA TERCIARIA EN CONCRETO RÍGIDO QUE CONDUCE DEL MUNICIPIO DE MILÁN A LA VEREDA BOMBAY EN EL MUNICIPIO DE MILÁN DEPARTAMENTO CAQUETÁ, aprobado en la sesión No.55 del 25 de octubre de 2021, por valor de 13.346.803.925 de pesos.

Una vez realizada la investigación se encontró que tiene un avance físico del 3.78 % y financiero del 38.57 %, eso sí, con un anticipo de 5.147.486.651 de pesos. Dentro de las anomalías en la revisión de la contratación, los investigadores encontraron que el proceso de selección se dirigió solamente a empresas previamente inscritas como aliados estratégicos.

Por lo tanto, la Procuraduría asegura que: ‘limita la libre concurrencia al proceso y restringe la pluralidad de oferentes a pesar de que su adopción encuentra sustento en la norma y en la naturaleza jurídica del ejecutor designado en el OCAD’.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR